¿Cómo es la nutrición de las plantas?

La nutrición de las plantas es compleja

Las plantas, como seres vivos que son, necesitan alimentarse, y para ello es imprescindible que dispongan de cierta cantidad de agua, luz y aire, además de nutrientes que sus raíces absorberán de la tierra. La manera en la que lo hacen es muy distinta a cómo lo hacemos los seres humanos, pero es precisamente por eso por lo que no dejan de sorprendernos.

A diferencia de nosotros, ellas se mantienen siempre en un mismo lugar: en el que la semilla cayó germinó. Así que se las ingenian para nutrirse sin tener la capacidad para desplazarse. La cuestión es, ¿cómo es la nutrición de las plantas? Diferente, sí, pero… ¿cuáles son sus fases? A continuación te lo explicaremos en detalle para que puedas conocer más acerca de ellas.

¿Cómo hacen las plantas para fabricar sus propios alimentos?

Todo empieza por las raíces. Ellas absorben el agua y los nutrientes del suelo, y gracias a ello las plantas pueden fabricar su alimento siempre que tengan luz y aire. Esto lo están haciendo de manera ininterrumpida; no en vano, son estos procesos los que las mantienen con vida. Ahora bien, para entenderlo mejor, tenemos que saber que la nutrición vegetal se divide en cuatro etapas:

  • Absorción de nutrientes
  • Fotosíntesis
  • Respiración
  • Transpiración

Etapas de la nutrición de las plantas

Cada una de las partes de las plantas cumplen con su función, y son muchas las que intervienen en el proceso de fabricación de alimentos.

Absorción de agua y sales

Las raíces absorben agua y sales

La absorción de agua (H2O) y sales es una función que llevan a cabo las raíces. Estas, independientemente de si crecen bajo tierra, en agua o trepando sobre las ramas de los árboles, van siempre en busca de humedad y/o sales. Cuando los encuentran, los absorben y los envían a las hojas a través de los vasos leñosos (el xilema) que tienen en su interior. 

Esta sustancia es lo que conocemos como savia bruta, y es lo que se convertirá más adelante en alimento para las plantas.

Fotosíntesis

La fotosíntesis es esencial para las plantas

Imagen – Wikimedia/Yuleidycab

La fotosíntesis es el siguiente proceso de la nutrición vegetal. Como su nombre indica, las plantas precisan luz para poder llevarla a cabo, de modo que solo la hacen durante el día. Así pues, una vez que la savia bruta ha llegado a las hojas, esta se combina con el dióxido de carbono (CO2) que se ha absorbido previamente a través de los estomas (los poros que vemos en el follaje), dando lugar a la savia elaborada: el alimento que necesitan para crecer.

Este será transportado por los vasos liberianos (el floema) hasta llegar a todas las partes de las plantas, contribuyendo a que las células se mantengan activas y funcionando correctamente.

Como resultado de la fotosíntesis, liberan un gas del que dependemos todos: el oxígeno (O2).

Respiración

Las plantas respiran, de día y de noche, y lo hacen tomando oxígeno y expulsando dióxido de carbono. Por este motivo, se ha llegado a pensar, y de hecho es una creencia muy arraigada hoy en día, que no se deberían de tener macetas en el dormitorio ya que podrían »robarnos» el oxígeno.

Pero para que tuviéramos problemas con ellas deberíamos de meter muchas, muchas plantas en la habitación, hasta el punto de que más que un dormitorio acabaríamos teniendo una selva, lo cual nadie haría. Por una o dos plantas que te acompañen mientras sueñas, no te va a pasar nada. Ellas necesitan una cantidad muy pequeña de oxígeno.

Y aún hay más: gracias a un estudio llamado NASA Clean Air Study, los científicos de la NASA descubrieron que hay algunas plantas cultivadas habitualmente en interior que purifican el aire, eliminando agentes tóxicos como el benceno o el formaldehído.

Artículo relacionado:
INFOGRAFÍA: Las 18 mejores plantas de interior para purificar el aire, según la NASA

Transpiración

Por último, tenemos la transpiración. Para vivir hay que respirar, y durante el proceso es inevitable perder agua. Además, si hace mucha calor, lo normal es que se pierda más que cuando hace más fresco. Pues bien, las plantas lo hacen liberando agua en forma de vapor.

Si se da el caso de que las raíces absorben la cantidad de agua que necesitan, no va a pasar nada: sus hojas se mantendrán verdes y las flores intactas; pero si no, se podrían dar alguno de estos casos:

  • Absorben menos agua de la necesaria: las hojas empezarán a ponerse marrones, es decir, a secarse.
  • Absorben más agua de la necesaria: a menos que la tierra sea capaz de drenarla con rapidez la planta podría llegar a morir ahogada.

¿Cuál es la función de la nutrición de las plantas?

Las flores se producen gracias a la nutrición de las plantas

Básicamente, mantenerlas con vida. Al poder nutrirse, pueden crecer, florecer, y producir frutos (fructificar). Estas son las funciones vitales de las plantas. Pero si hay algo que falla, por ejemplo, si reciben más agua de la necesaria, o si viven en condiciones que no son las adecuadas para ellas, no podrán estar bien.

Por ejemplo, durante un fenómeno meteorológico extremo, como una sequía que dura semanas o meses, el suelo permanece tan seco y con una temperatura tan alta que el crecimiento es nulo. Algunas especies, como muchos áloes arborescentes como el Aloidendron dichotomum (antes Aloe dichotoma) en estas condiciones optan por sacrificar ramas enteras. El motivo es simple: menos ramas, menos gasto de agua.

En cultivo sin embargo no han de enfrentarse a ese tipo de problemas, o no siempre. Los humanos las cuidamos, les proporcionamos agua y alimento, a veces demasiado, hasta el punto de que el exceso de mimo las puede volver muy vulnerables al ataque de insectos que se convierten rápido en plagas. Así, si nos pasamos con el nitrógeno, que es un nutriente que estimula su crecimiento, lo normal es que con el tiempo se debiliten.

Por este motivo, y ya para terminar, insisto mucho en que hay hacer un buen uso de los abonos y fertilizantes. Leer las etiquetas, seguir las indicaciones, y no abusar de ellos. Solo así tendremos plantas y flores sanas y bonitas.

Es más, si puedes, prioriza el uso de productos aptos para la agricultura ecológica, ya que son los que van a conseguirte más beneficios, sin dañar al medio ambiente.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.