Plantas moradas para decorar tu casa o jardín

Hay muchas plantas moradas

Imagen – Wikimedia/Maja Dumat

Las plantas moradas tienen la peculiaridad de que son muy escasas, y eso las hace aún más atractivas si cabe. Y es que en la naturaleza el color predominante es el verde, producido por la clorofila, un pigmento esencial para que puedan transformar el oxígeno y la energía luminosa del Sol que absorben a través de los poros de sus hojas en alimento.

De hecho, solo unas pocas especies han evolucionado para tener hojas moradas o lilas, aunque si buscamos seguro que encontraremos. Si quieres que hagamos ese trabajo por ti y conseguir así darle a tu hogar un bonito estilo místico, echa un vistazo.

Acer palmatum var atropurpureum (Arce japonés de hoja roja)

El arce palmado púrpura como también se le llama, es un arbusto de hoja caduca que alcanza los 4-5 metros de altura. Tiene una copa densamente poblada, la cual es de color púrpura en primavera, verde oscuro en verano, y morada-rojiza en otoño. Tiene un crecimiento muy lento, por lo que es perfecto para tener en una maceta, o en un jardín siempre que la tierra sea ácida y tenga buen drenaje. Por si fuera poco, resiste las heladas de hasta los -18ºC.

Acer platanoides ‘Crimson King’ (Arce noruego rojo)

El ‘Crimson King‘ es una variedad de arce noruego que alcanza una altura de 20 metros. Tiene un tronco recto, y una copa densa. Sus hojas son palmadas y de color carmesí durante la primavera y el verano, y rojizas oscuras en otoño. Debido a su tamaño y a sus propias necesidades, es una planta que ha de estar en el exterior. Además, es recomendable que se cultive solo en climas templados con inviernos fríos, puesto en los lugares cálidos no crecerá igual de bien e incluso sus hojas se podrían quemar. Resiste hasta los -18ºC.

Albizia ‘Summer Chocolate’

La Albizia ‘Summer Chocolate’ es un fantástico árbol caducifolio que puedes cultivar en todo tipo de jardines, independientemente de si son pequeños o grandes, o incluso en macetas -grandes- si lo vas podando regularmente. Tiene una copa formada por hojas que le dan un aspecto plumoso, de color marrón-morado. Y además produce flores lilas en primavera. Lo único malo es que no soporta el viento fuerte, y que no puede vivir en interior. Ahora bien, es capaz de resistir heladas de hasta los -5ºC.

Begonia rex (Begonia de hoja pintada)

La Begonia rex es una planta herbácea rizomatosa que alcanza una altura de unos 40 centímetros. Se han creado muchos híbridos con el fin de conseguir variedades con hojas multicolor. Si quieres una morada, te recomendamos la ‘Red Robin’, o ‘Red Bull’. Cualquiera de ellas te van a encantar, ya que tienen hojas moradas-rojizas, y son ideales para cultivar en macetas colgantes. Pero ten en cuenta que son sensibles al encharcamiento, y que precisan protección contra el frío.

¿Quieres un pack de 3 a un precio fantástico? Pincha aquí.

Echeveria ‘Perle Von Nurnberg’

La Echeveria ‘Perle Von Nurnberg’ es un híbrido entre Echeveria gibbiflora ‘Metallica’ y Echeveria elegans. Es una planta con hojas arrosetadas, de color carnoso y morado, que tienen forma redondeada, la cual mide 12 centímetros de diámetro por 5-6 centímetros de alto. Además, está cubierta por una especie de polvillo o cera blanca que la protege del sol intenso. Para crecer necesita mucha luz, a ser posible del sol y directa, y una tierra que drene bien el agua. Se ha de regar ocasionalmente, y proteger de las heladas.

¿Quieres una? Cómprala.

Graptopetalum pentandrum (Rosa de mármol)

La planta suculenta conocida como rosa de mármol es una especie que produce un tallo cilíndrico de más o menos un centímetro de grosor en cuyo extremo brotan hojas arrosetadas de color morado claro. Alcanza una altura de 20 centímetros aproximadamente, y suele formar pequeños grupos de hasta 40 centímetros de diámetro. Sus flores son pequeñas, de color amarillo y rojo, y surgen en primavera. Necesita mucha luz y poca agua, por lo que es perfecta para poner en esas habitaciones en las que hay mucha claridad, así como en el exterior. Resiste hasta los -3ºC siempre que sean heladas de corta duración y puntuales.

Oxalis triangularis (Planta mariposa)

El Oxalis triangularis es una de las plantas moradas más llamativas sin ninguna duda. A pesar de ser un trébol, y por consiguiente tener un ritmo de crecimiento muy rápido, a menudo se le encuentra un hueco para tenerlo. En la entrada de la casa, en el dormitorio, o incluso en el balcón durante los meses cálidos del año. Crece solo unos 30 centímetros de altura, y en primavera produce unas florecillas de color blanco o blanco-rosado en su parte superior.

Consigue bulbos aquí.

Tradescantia pallida (Amor de hombre)

La Tradescantia pallida es una planta que tiene varios nombres: purpurina, tradescantia púrpura, o amor de hombre. Tiene porte rastrero o, si lo prefieres, colgante, y desarrolla tallos de hasta 50 centímetros de largo. Sus hojas son, como podrás imaginarte, de color morado, y tiene flores pequeñas de color rosado en primavera y verano. Es interesante para cultivar en interiores luminosos pues es sensible a las heladas, aunque soporta hasta los -3ºC si es por poco tiempo.

¿Qué te han parecido estas plantas moradas? Si lo que buscas son flores que tengan ese color, pincha aquí:

Artículo relacionado:
Flores moradas

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.