Rhizoctonia

La Rhizoctonia es una enfermedad fúngica

Imagen – Flickr/Scot Nelson

Las plantas, y en particular las tiernas como las de semillero o las muy jóvenes, pueden verse afectadas por los hongos. Ellos, que no son ni plantas ni animales, sino que constituyen un reino propio, llamado Fungi, por lo general sobreviven alimentándose de la materia orgánica en descomposición, pero hay algunos que son parásitos, como los del género Rhizoctonia.

Las Rhizoctonia son, junto con los Pythium y los Phytopthora, los hongos que causan más enfermedades a las plantas. Por eso, es importante conocerlas para saber qué hacer para controlarlas.

Origen y características de las Rhizoctonia

Las hifas del rhizoctonia son blancas

Imagen – Wikimedia/Tashkoskip

Uno de los problemas de este hongo es que se encuentra en todo el mundo, y utiliza de huésped a muchísimas plantas. Pero eso a nosotros nos puede beneficiar, pues aunque yo escriba desde España y te dé consejos para tratarlas en este país, es más que probable que lo que te diga te sirva aunque estés en China o en cualquier otro lugar.

Entonces, dicho esto, vamos a hablar de sus características. Como no produce esporas, solo se puede reconocer por el micelio; es decir, ese conjunto de hifas que luego los humanos vemos como si fuesen »polvo», el cual es de color blanco a pardo oscuro. Viven en la tierra, y como a todos los hongos, la alta humedad ambiental estimula su crecimiento. La especie más común es la Rhizoctonia solani, que afecta tanto a plantas ornamentales (incluyendo césped) como de huerto.

¿Cuáles son los síntomas y daños que provoca?

Como es un hongo de suelo, las partes que se verán afectadas primeramente serán las raíces y luego el tallo. La gran mayoría de plantas, una vez que se quedan sin raíces mueren, y lo peor es que desde que se produce la infección hasta que nosotros nos damos cuenta de ello (es decir, hasta que los tallos se muestran mal) pasa un tiempo. Por eso, a menudo es muy difícil detectar el problema, y más aún tomar medidas que, de otro modo, podrían ayudar a controlarlo.

Además, los síntomas y daños que provoca son:

  • Raíces se vuelven marrones y luego negras, quedando inservibles. Si la planta tiene tubérculos, veremos chancros pardos.
  • El tallo se va volviendo marrón también, y puede ‘adelgazar’ y/o tener chancros de color pardo algo hundidos.
  • Caída de hojas y/o frutos.
  • Su crecimiento se ralentiza cada vez más.
  • En casos graves, la planta se muere.

¿Existe algún tratamiento eficaz contra la Rhizoctonia?

La Rhizoctonia es una enfermedad grave

Imagen – Wikimedia/Ninjatacoshell

Voy a serte sincera: la respuesta es no. No existe ningún producto que te sirva para curar la planta y eliminar el hongo, no al 100%. Lo que sí que existen son productos que ayuden a prevenir y controlar la enfermedad (en sus inicios). También, hay una serie de medidas que puedes tomar para que tus cultivos no se vean afectados (o al menos, para minimizar el riesgo de infección todo lo posible).

Pero antes de hablarte de ello, veamos qué hacer si tenemos o si sospechamos que tenemos una planta con Rhizoctonia:

¿Qué hacer si tengo una planta en maceta con Rhizoctonia?

Lo primero es cogerla y alejarla de las otras plantas en maceta para evitar infecciones. Debes de llevarla a un sitio luminoso, pero en el que no haya corrientes de aire fuertes.

A continuación, tienes que extraerla de la maceta y envolver el cepellón con papel absorbente. De este modo, perderá humedad, que es justo lo que el hongo necesita para sobrevivir. Al día siguiente, plántala en una maceta nueva y trátala con fungicida sistémico, como el Moncut. Y a esperar.

Nota: si la planta afectada es un cactus o crasa, quítale toda la tierra y lava sus raíces con agua y un poco de fungicida diluido. Córtales aquellas que estén negras con unas tijeras limpias y desinfectadas, y después plántalos en una maceta nueva con pómice o similar.

¿Qué hacer si tengo una planta en el jardín con Rhizoctonia?

Cuando es una planta del jardín la que está enferma, la situación se complica. Por eso, te recomiendo hacerle un alcorque, por ejemplo con tierra, y tratarlo con fungicida sistémico (en venta aquí). Pero en vez de pulverizar la planta, echa la dosis indicada en el envase en el agua de riego, y luego riega la tierra, alrededor del tallo para que se empapen bien las raíces.

Si se trata de una herbácea (zinnia, ciclamen, etc.) lamentablemente lo mejor será arrancarla y quemarla. También, es importante tratar la zona donde ha estado creciendo, con fungicida.

Medidas preventivas contra la Rhizoctonia

El rosal puede tener rhizoctonia

Aunque seguramente no creas, este es un hongo que puede hacer mucho daño pero que se puede mantener a raya con bastante facilidad. No podremos impedir que esté en la tierra, pero sí que actúe. Y, ¿cómo? Bueno, pues teniendo presente en todo momento esto:

Solo afecta a las plantas débiles.

Básicamente, esto significa que es muy difícil que una planta que está bien hidratada, abonada, en un sitio en el que puede crecer sin dificultad, y donde el clima favorece su desarrollo, se vea afectada por el hongo.

Por eso, las medidas preventivas son:

  • Apuesta por las plantas autóctonas. Se adaptan sin problemas al clima y condiciones de tu zona, por lo que podrán estar sanas desde el primer día.
  • Si prefieres plantas exóticas, escoge aquellas que sepan que van a vivir bien en el lugar donde las quieres poner. Mira a ver cuál es su resistencia al frío, si son de sol o sombra, si prefieren suelos ácidos o arcillosos,… todo esto es importante saberlo, ya que es la diferencia entre tener un jardín (o patio) de bajo mantenimiento, a otro de alto mantenimiento.
  • Conoce las necesidades de tu planta. Riégala, abónala y trasplántala cada vez que lo necesite.
  • ¿Te gusta sembrar semillas? Utiliza sustratos (como este) que drenen el agua rápido, y échales por encima cobre en polvo que puedes comprar aquí (si es verano, usa mejor fungicida en spray para no quemarlas). Mantén el tratamiento como mínimo hasta que las plántulas saquen 2-3 pares de hojas verdades, aunque aconsejo que se prolongue hasta el segundo año de vida si son árboles y palmeras.
  • Trata los esquejes con fungicida también. Así te evitas correr riesgos innecesarios. Con mezclar el cobre con el sustrato bastará. Repite el tratamiento una vez cada 15 días.
  • No utilices sustratos que ya se usaron, pues podría contener restos de Rhizoctonia e infectar a la planta que quisieras poner ahí.
  • Las macetas que tenían plantas enfermas se han de lavar a consciencia con agua caliente y lavavajillas. Después, sécalas secar al sol.

Esperamos que con estos consejos tus plantas no tengan que preocuparse en demasía de la Rhizoctonia.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.