Cómo organizar un jardín de plantas aromáticas

Un jardín con plantas aromáticas es fácil de diseñar

Imagen – Wikimedia/Elliott Brown

Las plantas aromáticas son aquellas que se pueden usar para que un jardín huela de maravilla, pero también para repeler plagas. Aunque las que se conocen como tal son básicamente hierbas y falsos arbustos, existen otras que tienen flores que huelen muy bien, como las de muchos rosales o el jazmín.

Por ello, en este artículo te vamos a explicar cómo organizar un jardín de plantas aromáticas, teniendo en cuenta también a esas otras especies que pueden cautivarnos en algún momento del año.

¿Qué zonas del jardín quieres que huelan bien?

Las plantas aromáticas son aquellas que huelen muy bien

Imagen – Flickr/cultivar413

Esta es la primera pregunta que tienes que hacerte, ya que dependiendo del uso que le vayas a dar a tu jardín (ocio, relax) te puede interesar más que huelan mejor algunas zonas concretas, aquellas donde vayas a pasar más tiempo, o por las que pasees más. Por supuesto, es posible que quieras sentir un aroma agradable por todo el jardín, en cuyo caso tendrías que poner algunas plantas aromáticas por todo, o crear macizos con ellas.

Otras opciones son, por ejemplo:

  • Para delimitar caminos o senderos. Como su nombre indica, son áreas de paso, así que ¿qué mejor que caminar por ellos y sentir el dulce aroma de las flores de un jazmín, o el intenso olor de la Magnolia grandiflora?
  • Plantarlas en pequeños grupos por todo el jardín. Tomillo, romero, albahaca, perejil… Se pueden crear bonitas composiciones con ellas. Lo único es que tienes que tener en cuenta que las que son más grandes (una vez adultas) han de estar detrás de las pequeñas, puesto que así no les quitarán luz.
  • Usa las aromáticas grandes (como la lavanda) para crear alineaciones. Cuando se cultiva una especie herbácea o similar de gran tamaño, es mejor que se plante en sitios más o menos amplios para que pueda crecer en condiciones. Esto, además, te permitirá tener un jardín de aromáticas más bonito si cabe, puesto que las plantas podrán desarrollarse con normalidad.

¿Cómo organizar el jardín?

Una vez que tengas decidido dónde vas a poner tus plantas aromáticas, ahora queda saber cómo vas a organizarlas. Para ello, has de tener en cuenta que se recomienda hacer por tamaño, pero también por color. Incluso es posible ir más allá, y hacerlo según el olor que desprendan.

Por tamaño

Antes hemos dicho que las plantas de mayor tamaño han de estar detrás de las pequeñas puesto que de lo contrario estas últimas no recibirían la cantidad de luz que necesitan. Por eso, es importante conocer las características de aquellas que queremos cultivar; puesto que esa es la única forma de saber en qué lugar exacto se plantarán cada una de ellas.

Por color

Las plantas se puede organizar por colores

Imagen – Wikimedia/Jerzy Opioła

También es buena idea jugar con los colores. Si bien todas son verdes, no todas tienen la misma tonalidad. Hay algunas que, además, son verdes por una cara y verde claro o pubescentes por la otra. A mí me gusta que el verde más oscuro sirva de fondo, y que haya alguna plantas, pocas, de otra tonalidad que llamen mucho la atención. Pero, por supuesto, si no te gusta así puedes hacerlo de otras formas, poniendo las plantas de color verde oscuro delante y las otras detrás, o ir poniendo en zig-zag una verde oscura y otra de un color más claro.

Las opciones son muchas y muy variadas. Deja volar tu imaginación y, cuando hayas encontrado el diseño que más te guste, empieza a plantar tus aromáticas.

Por aroma

Puedes agruparlas por aroma, o bien mezclarlas. O incluso tener de los dos grupos repartidos por todo el jardín. Por ejemplo, es posible plantar juntas aquellas que tengan un aroma parecido bordeando un camino, y hacer grupos mixtos en la zona de relax; o viceversa.

Si no tienes claro qué plantas son aromáticas, aquí te dejamos una lista de las más cultivadas:

  • Albahaca (Occimum basilicum)
  • Citronella (Cymbopogon citratus)
  • Hierba luisa (Lippia citriodora)

  • Laurel (Laurus nobilis)
  • Lavanda (Lavandula)
  • Perejil (Petroselinum crispum)

  • Tomillo (Thymus)
  • Romero (Salvia rosmarinus)
  • Ruda (Ruta graveolens)

Todas ellas se pueden cultivar en jardines pequeños, medianos y grandes. El laurel es un árbol que puede llegar a medir 10 metros, pero tolera bien la poda, motivo por el que a menudo se tiene como planta de poca altura (2-3 metros), incluso se pueden crear setos bajos con él.

No te olvides de las plantas con flores aromáticas

Hay muchas, muchas plantas que tienen flores que, aunque no duran mucho, huelen de maravilla. Si se plantan en zonas muy concretas, en las que haya algo que se quiera destacar especialmente (puede ser algún mueble de jardín, una piscina, el acceso al área de juegos de los niños, etcétera), van a quedar muy bien, seguro.

Artículo relacionado:
Plantas con flores aromáticas

Algunas de ellas son:

Dama de noche (Cestrum nocturnum)

La dama de noche tiene flores aromáticas

Imagen – Wikimedia/Jerzy Opioła

Conocido también como galán de noche, es un arbusto semi perennifolio que alcanza una altura de 5 metros. Las hojas son lanceoladas, de unos 15 centímetros de largo, y sus flores son blancas, muy fragrantes, y se agrupan en racimos.

Ha de estar en un lugar soleado, aunque tolera la semisombra. Resiste hasta los -4ºC.

Glicinia (Wisteria)

La glicinia es una trepadora de hoja caduca

Imagen – Flickr/Steven Martin

La glicinia o flor de la pluma es una trepadora vigorosa, que alcanza los 30 metros de largo. Sus hojas son pinnadas y caducas, y en primavera produce flores agrupadas en racimos colgantes de color lila o blanco. 

Es una planta que crece en suelos ácidos. Prefiere tener el tronco en sombra y las ramas al sol. Resiste hasta los -18ºC.

Jazmín (Jasminum)

El jazmín es una planta que tiene flores aromáticas

Imagen – Wikimedia/David E Mead

El jazmín es una trepadora de hoja perenne o caduca que crece hasta los 1-10 metros dependiendo de la especie. Sus hojas son de color verde oscuro, y sus flores pueden ser blancas o amarillas. 

Se recomienda plantarlo en un lugar soleado o en semisombra, y protegerlo de las heladas si son muy intensas. Por lo general, solo resiste las débiles (hasta los -3ºC), pero la especie Jasminum officinale soporta más, hasta los -8ºC.

Madreselva (Lonicera)

La madreselva es una planta caduca

La madreselva es un arbusto de hoja caduca que alcanza una altura aproximada de 2 metros. Tiene hojas verdes, y unas florecillas que se agrupan en inflorescencias terminales de color blanco o rosa.

Crece rápido si se pone en lugar soleado, si bien tolera la semisombra. Además, resiste las heladas de hasta los -7ºC.

Magnolio (Magnolia)

La magnolia es un árbol que tiene flores grandes

El magnolio es un árbol caducifolio, excepto una especie, la Magnolia grandiflora, que es de hoja perenne. Son árboles en general grandes, que superan los 10 metros de altura. Sus flores son igualmente de gran tamaño, llegando incluso a los 30 centímetros de diámetro, y son de color blanco o rosa.

Su crecimiento es lento, y además necesita que la tierra sea ácida. Resiste las heladas de hasta los -18ºC.

¿Sabes ya cómo organizar tu jardín de plantas aromáticas? Esperamos que te haya sido útil lo que has aprendido en este artículo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.