Dracaena marginata (Dracaena reflexa var. angustifolia)

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Se trata de una de las plantas más comunes en los viveros, y no es para menos: su belleza y su fácil cultivo la convierten en una especie de lo más interesante para cultivar tanto dentro como, si el clima es cálido, fuera de ella. Estamos hablando por supuesto de la Dracaena marginata, un arbusto-arbolito de hojas bicolores que tanto nos gusta.

Tiene un ritmo de crecimiento más bien lento, pero eso más que un inconveniente supone un motivo de alegría ya que significa que se puede controlar mejor su desarrollo. Conoce todos sus secretos.

Origen y características

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Nuestra protagonista es un arbusto o arbolito que suele crecer hasta los 5 metros, pero que en hábitat y en climas tropicales cálidos puede superarlos y llegar a los 10m. Su nombre científico es Dracaena marginata o Dracaena reflexa var. angustifolia, y es conocida por los nombres comunes drácena, drácena marginata o dracaena de hoja fina.

Puede tener uno o varios troncos cuyo grosor no supera los 40cm de diámetro. Las hojas son de lineares a lanceoladas, de 30-90cm de longitud por 2-7cm de ancho, con el margen de color rojo oscuro. Existe una variedad, ‘Pink’, que es más rosada-anaranjada.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos cuidarlo de la siguiente manera:

Ubicación

  • Exterior: es una planta que necesita protección contra el sol, especialmente durante su juventud. Lo ideal es que se coloque en una zona semisombreada y que, ella misma, a medida que vaya cogiendo altura, se vaya acostumbrando a la luz.
  • Interior: es importante que se ponga en una habitación en la que entre mucha luz natural, pero ojo: no la coloques justo delante de la ventana ya que se quemaría.

Tierra

  • Jardín: prefiere suelos arenosos, con muy buen drenaje.
  • Maceta: aconsejable poner una primera capa de pómice (puedes conseguirlo aquí), arlita (en venta aquí) o similares.

Riego

Imagen – Flickr/Forest & Kim Starr

La Dracaena marginata es una planta que resiste la sequía, pero no demasiado. Además, le perjudican los encharcamientos. Por lo tanto, para evitar problemas, aparte de plantarla en tierra con buen drenaje, es muy recomendable que antes de regarla se compruebe la humedad de la misma. ¿Cómo se hace eso? Muy fácil:

  • Utilizando un medidor de humedad digital: al introducirlo en la tierra te dirá si está seca o no.
  • Introduciendo un palo delgado de madera: si al extraerlo sale con mucha tierra adherida, no riegues.
  • Pesando la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días: la tierra húmeda pesa más que la seca. Notando esta diferencia de peso sabrás cuándo regar y cuándo no.

Aparte de esto, tienes que tener en cuenta que no puedes mojar las hojas ni el tronco cuando riegues. Las lluvias no le afectarán, siempre y cuando no sean muy seguidas, ya que suelen caer en los días nublados; pero si mojas las hojas se pueden quemar con el sol.

Abonado

Desde mediados de primavera hasta comienzos de otoño puedes abonarla con abonos orgánicos como el guano, que es rico en hierro. Puedes conseguirlo en viveros, pero también aquí en forma líquida (ideal para macetas) y aquí en polvo (para jardín).

Multiplicación

La Dracaena marginata se multiplica por semillas y esquejes en primavera. Veamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

  1. Lo primero que tienes que hacer es rellenar una maceta de 10,5cm de diámetro con sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales.
  2. Después, riega a consciencia y coloca un máximo de dos semillas en la maceta.
  3. Luego, cúbrelas con una fina capa de sustrato y vuelve a regar, esta vez con un pulverizador.
  4. Por último, coloca la maceta en el exterior, en semisombra.

Así, germinarán en un máximo de 2 o 3 semanas.

Esquejes

Para multiplicarla por esquejes tienes que cortar un trozo de rama madura -leñosa- de unos 30-35cm de largo, impregnar la base con enraizantes caseros y plantarlo en una maceta con vermiculita, en un lugar protegido del sol.

Poda

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

No es necesaria. Tan solo hay que quitar las ramas que estén secas, enfermas, débiles o rotas a finales de invierno, así como -si se llega a ellas 🙂 – las flores marchitas.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado. En caso de tenerla en maceta, trasplantar en cuanto veas que se le salen raíces por los agujeros de drenaje o cada 2-3 años.

Plagas y enfermedades

Puede verse afectada por arañas rojas y cochinillas, que se eliminan con insecticidas específicos o, simplemente, limpiando las hojas con agua y jabón neutro.

En ambientes muy húmedos, también hongos que pudren las raíces y/o el resto de la planta. Se combaten con fungicidas, pero lo mejor es prevenir controlando los riegos.

Problemas

Los problemas que puede tener son:

  • Hojas marchitas: es debido al exceso de agua. Reduce la frecuencia de riegos.
  • Hojas inferiores amarillas: es normal. A medida que van envejeciendo amarillean primero y se amarronan después.
  • Hojas marrones, planta con aspecto triste: el ambiente es demasiado húmedo. Reduce los riegos y no pulverices.
  • Hojas con partes secas: el ambiente es demasiado seco. Colocar alrededor vasos con agua o un humidificador.

Rusticidad

Por experiencia te puedo decir que aguanta bien el frío y las heladas esporádicas y de corta duración de hasta los -1’5ºC, pero eso sí, solo si está un poco resguardada (por ejemplo, si está plantada delante de plantas que sean más grandes que ella, o tras un pared).

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Espero que disfrutes de tu Dracaena marginata.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles y arbustos

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.