Limonero ‘Mano de Buda’, un árbol muy llamativo

Pocos cítricos (y, en realidad, pocos árboles) llaman tanto la atención como el limonero Mano de Buda. Cuando lo vi por primera y única vez en un vivero, me quedé asombrada. Ya lo había visto en fotos de Internet, pero verlo en persona fue increíble. Aunque su precio desde luego me decepcionó profundamente: 200 euros pedían por él, con una altura de unos 1,70 metros incluyendo la maceta.

Y es que es una especie tan extremadamente rara, que parece que sólo se puede encontrar a buen precio en tiendas online; eso sí, ejemplares muy jóvenes, pero bueno, es un árbol que, como todo cítrico, tiene un buen crecimiento. Además, su mantenimiento es realmente muy sencillo. ¿Te apetece conocerlo? 🙂

Origen y características del limonero ‘Mano de Buda’

Nuestro protagonista es un arbusto o pequeño árbol frutal perennifolio originaria del nordeste de la India y de China cuyo nombre científico es Citrus medica var. sarcodactylis. Se le conoce popularmente como Mano de Buda o como cidra. Crece hasta alcanzar una altura máxima de 5 metros, con una copa formada por ramas largas e irregulares cubiertas de espinas. Sus hojas son largas, oblongas, con un tamaño de 10 a 15 centímetros.

En primavera brotan sus flores blancas y fragantes en grupos. Una vez que son polinizadas comienza a madurar el fruto, el cual tiene la cáscara gruesa y una pequeña cantidad de pulpa ácida. No tiene jugo, ni a veces semillas. También desprende un aroma muy agradable, tanto es así que es usado para perfumar habitaciones.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si te haces con un ejemplar, proporciónale estos cuidados para que crezca bien:

  • Ubicación: exterior, a pleno sol o en semisombra.
  • Suelo o sustrato: tiene que tener buen drenaje y ser rico en materia orgánica. Por su tamaño, se puede tener sin problemas en maceta con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita.
  • Riego: tres o cuatro veces por semana en verano, y cada 5-7 días el resto del año. Hay que evitar el encharcamiento.
  • Abonado: desde comienzos de primavera hasta finales de verano/comienzos de otoño se debe abonar con abonos orgánicos, como estiércol, guano, cáscaras de huevo y de plátano… En el caso de tenerlo en maceta, se deben usar abonos líquidos.
  • Plagas y enfermedades: las mismas que puede tener el limonero común. Tienes más información aquí.
  • Época de plantación o trasplante: en primavera. Requiere un cambio de maceta cada 2 años.
  • Rusticidad: soporta las heladas suaves y puntuales de hasta los -2ºC.

¿Habías visto alguna vez el limonero ‘Mano de Buda?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *