Qué usar como drenaje para macetas

El drenaje es muy importante para las plantas

Lo más importante que tenemos que hacer cuando cultivamos plantas en macetas es, precisamente, elegir bien el recipiente donde vamos a tenerlas, ya que si escogemos uno que no es el adecuado, correremos el riesgo de que se pudran. Pero, ¿cuál es este? Pues básicamente, uno que tenga, al menos un agujero en la base. Y es que si queremos que las plantas nos duren mucho tiempo, es crucial tener en cuenta que el drenaje empieza en ese o esos agujero/s.

Si no tiene ninguno, el agua se quedará estancada ya que no podrá salir, y las raíces se pudrirán. Pero una vez que tenemos el recipiente que toca, es bueno preguntarse qué usar como drenaje para macetas, pues si utilizamos cosas que ahora te diré, podremos reducir aún más el riesgo de perderla.

¿Qué poner en una maceta para que drene bien?

Hay una serie de cosas que nos servirán para que el agua pueda salir más rápido, como esto:

  • Arlita
  • Akadama
  • Gravilla (para estanques)
  • Kiryuzuna
  • Perlita
  • Pómice
  • Red de plástico de agujeros pequeños (como la que se usa en gallineros por ejemplo)
  • Rejilla de drenaje de plástico

Veamos en detalle qué es cada cosa y por qué puede sernos útil:

Arlita

La arlita es un sustrato árido

Imagen – Wikimedia/Lucis

La arlita, también llamada greda volcánica, es una arcilla a la que, tras calentarla en un horno rotativo, se le ha dado forma de bola de unos 0,5 a 2 centímetros. Es muy ligera y no se degrada con facilidad, por lo que se utiliza mucho en jardinería a pesar de que carece de nutrientes. Otro detalle importante es su precio: un saco de 20 litros puede valer entre 4 y 5 euros.

Cómprala aquí.

Akadama

La akadama es un sustrato que se usa para mejorar el drenaje

Imagen – Wikimedia/Abrahami

La akadama es una arcilla que, cuando está seca, es marrón muy claro, y cuando está húmeda se vuelve más oscura. Es originaria de Japón, motivo por el que su precio es bastante alto en comparación con otras arcillas: un saco de 14 litros puede llegar a costar 20-30 euros. Pero es muy recomendable tanto para mejorar el drenaje, como para conseguir que las plantas enraícen mejor. El inconveniente es que a medida que pasan los años se va deshaciendo y convirtiéndose en polvo.

Se suele mezclar con otros sustratos, como la kiryuzuna o el pómice, en una proporción de 7:3 (7 partes de akadama, y 3 de otro sustrato).

Cómprala aquí.

Gravilla (para estanques)

La gravilla es muy útil para el drenaje de las macetas

La gravilla para estanques es aquella que tiene una granulometría de unos 2mm de grosor. Es un tipo de árido que procede de la fragmentación de rocas, las cuales pueden ser de caliza, granito, arenisca u otros. Como tarda muchísimo en descomponerse -de hecho, se usa para mejorar las mezclas de picadín y cemento-, y es tan económica -un saco de 25kg cuesta menos de 1 euro en cualquier tienda que vendan materiales de construcción-, es muy interesante.

Pero eso sí, debido a su peso, no recomendamos poner más de una capa fina en el fondo de la maceta; y si se va a mezclar con la tierra, no hay que poner más de un 30%.

Kiryuzuna

Sustrato kiryuzuna

Imagen – Bonsainostrum.com

La kiryuzuna es una zeolita originaria de Japón. Con una granulometría de entre 1 y 6 milímetros, es un sustrato que puede usarse como drenaje de las macetas. Su pH es de entre 6.5 y 6.8, así que es muy recomendable para el cultivo de plantas ácidas, como las azaleas.

Como tarda mucho en degradarse, y además contiene algunos nutrientes -eso sí, en poca cantidad- como hierro, calcio o fósforo, se utiliza sobre todo en bonsáis, a menudo mezclado con akadama. Pero has de saber que es cara:el saco de 18 litros cuesta sobre los 25 euros.

Cómprala aquí.

Perlita

La perlita es un sustrato árido y blanco

Imagen – minetech.es

La perlita es un vidrio de origen volcánico que es muy ligera, de color blanco, y se utiliza mucho en jardinería, pero casi siempre mezclándola con otro sustrato.

Tiene un pH neutro, es inerte y además se seca con rapidez, motivo por el que es muy apreciada entre los que cultivan plantas suculentas (cactus y crasas).

Cómprala aquí.

Pómice

El pómice es perfecto las crasas

Imagen – Pomice per Bonsai

El pómice es una roca ígnea volcánica llamada también piedra pómez o liparita que en jardinería se usa mucho como drenaje. Su granulometría va desde los 3 milímetros hasta los 14 milímetros, pero para lo que nos interesa aconsejamos los que tienen entre 3 y 6 mm, ya que los otros son demasiado grandes.

Su pH es de entre 7 y 8, pero como no tiene sales de calcio, podemos estar tranquilos pues podremos mezclarlo con otros sustratos, aunque tengan un pH bajo. Esto es así porque no subirá el pH de dicho sustrato.

Cómpralo aquí.

Red de plástico de agujeros pequeños

La malla de plástico te servirá para el drenaje

La red de plástico, como la que usan en gallineros por ejemplo, o para proteger los troncos de las plantas, puede servirte para mejorar el drenaje de las macetas. Simplemente tienes que cortarla en trozos pequeños, y ponerlos sobre los agujeros; después, rellénalas con tierra.

Cómprala aquí.

Rejilla de drenaje

Las rejillas de drenaje para bonsai son muy útiles

 

Es una malla de plástico cortada normalmente con forma de cuadraditos de unos 2 x 2 centímetros. Es muy utilizada entre los coleccionistas de bonsáis, ya que estas impiden que el sustrato se pierda por los agujeros que tienen las macetas o bandejas de bonsái.

Cómpralas aquí.

¿Cómo hacer para que no se salga la tierra de la maceta?

Antes de terminar, déjame decirte algo: seguramente te ha pasado que, después de un tiempo, la planta que tienes en una maceta se ha ido quedando sin tierra. Y no es que sus raíces se la hayan tragado no, sino es que a medida que se fue regando se ha ido perdiendo. Pero por suerte, este es un problema que se puede evitar, o como mínimo, ralentizar.

Después de haber usado varias cosas (tela mosquitera, malla de sombreo, incluso bolsas de plástico a las que previamente les hice algunos agujeritos), lo que mejor me ha funcionado con diferencia es la red de plástico que te he comentado antes. Simplemente cortándola como desees y metiéndola luego en la maceta, vas a ver cómo ya no se pierde tanta tierra. Pero eso sí, recuerda comprar una que tenga los agujeritos muy pequeños.

Y ahora sí, espero que hayas aprendido mucho, y que a partir de ahora tus plantas estén más contentas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.