¿Cómo es el suelo arenoso?

El suelo arenoso ofrece varias posibilidades de crear un bonito jardín

Es fácil pensar en la playa cuando nos hablan de suelo arenoso. Y claro, en este lugar no suele haber nada, al menos no a primera línea de mar. Claro que, esto no podía ser de otra forma, puesto que cuanto más cerca del mar crezca una planta, menos nutrientes podrá conseguir y con más urgencia tendrá que adaptarse a un medio con una gran cantidad de salitre.

Pero lo cierto es que hay muchos tipos de arena, por lo que no existe un único tipo de suelo arenoso. Por esto, tenemos la posibilidad de crear un bonito jardín en ese suelo. Puede que sea necesario hacer alguna mejora, pero desde luego no es descabellado imaginar un pequeño paraíso de plantas en un lugar así.

Características del suelo arenoso

El suelo arenoso forma los desiertos

Imagen – Flickr/Matt Lavin // Desierto de Sonora.

Un suelo arenoso es aquel que tiene un muy alto porcentaje de arena (más del 70%), cuya granulometría oscila entre los 0,004 y los 2mm. Su contenido en materia orgánica es muy bajo, pero por otra parte es el tipo de suelo que mejor drenaje tiene. Al ser ligero y muy poroso, el agua se filtra con mucha rapidez. Pero esto supone también un inconveniente, pues apenas retiene la humedad, de modo que solo las plantas con bajas necesidades nutricionales podrán crecer en él.

Según la procedencia de la arena, se distinguen de tres tipos distintos:

  • Arena aluvial: es aquella es transportada por el agua, como puede ser la de un río. No está tan erosionada, por lo que pueden crecer una mayor variedad de plantas en ella.
  • Arena eólica: es rica en cuarzo o carbonatos, y es la que el viento deposita, por ejemplo, en dunas y playas.
  • Arena residual: es el resultado del desgaste de las rocas ricas en granito, cuarzo o arenisca.

Tipos de suelos arenosos

Dependiendo de la composición y del lugar en el que nos encontremos, podemos distinguir distintos tipos de suelos arenosos:

Zonas secas

El suelo arenoso de las zonas secas suele ser rico en cuarzo o carbonatos, y se forma a partir la arena eólica. Hay una baja cantidad de nutrientes, y una muy baja capacidad de retención de la humedad. Por ejemplo, esto la veremos en los desiertos, donde solo podrán crecer algunas plantas en aquellos pocos sitios en los que haya más agua y nutrientes.

Zonas templadas

El que hay en las zonas templadas se forma a partir de arenas aluviales. Normalmente, procede de depósitos de agua que se formaron durante algún periodo glacial; aunque también puede ser transportada desde el mar, o incluso por el viento.

Zonas húmedas

En este tipo de zonas, como suele llover con frecuencia, los suelos arenosos suelen ser jóvenes, procedentes de arenas traídas por el agua o el viento. Sin embargo, a medida que las rocas se van desgastando, también van originando suelos.

¿Dónde se encuentra el suelo arenoso?

En Australia hay una gran superficie de suelo arenoso

Desierto de Australia.

El suelo arenoso se encuentra principalmente en las regiones áridas y semi-áridas del planeta, pero en realidad también lo hay en climas húmedos. En cualquier caso, debes saber que lo hay en los desiertos, como el del Sáhara en África o el de Sonora en América del Norte. En Australia buena parte de su territorio es suelo arenoso, en particular la zona central y oeste.

Si nos quedamos en España, tenemos todas las costas. Además, en Andalucía lo hay en el litoral de Cádiz, Almería y Huelva.

¿Cómo mejorar un suelo arenoso?

Dado que los dos principales inconvenientes de este tipo de suelo es la escasez de materia orgánica por un lado, y la pobre capacidad de retención de agua, lo que podemos hacer para mejorarlo es lo siguiente:

Aportar abonos orgánicos

Como por ejemplo, el estiércol de gallina o el guano. Ambos son muy ricos en nutrientes, por lo que servirán para que el suelo sea más fértil, y también para que poco a poco vaya reteniendo más la humedad.

Echa una capa gruesa, de unos 10 centímetros como mínimo, por toda el área que quieras mejorar, y mézclalo con una azada o, si tienes, con un motocultor. Repite de vez en cuando, una vez al mes o cada dos meses.

Encargar un camión de tierra arcillosa, o cuanto menos limosa

Cuando corre prisa, y el suelo es muy arenoso, a veces la mejor solución es optar por pedir que traigan un camión de tierra rica en arcilla o en limo. Una vez se tenga, se mezcla bien con el suelo que tenemos y listo. De todos modos, es posible que tengas que pedir más a medida que pase el tiempo, ya que las lluvias y/o el viento podrían devolverle su estado original al suelo.

¿Qué plantas se pueden cultivar en suelos arenosos?

Si tienes un suelo arenoso y no sabes qué plantas cultivar, te recomendamos las siguientes:

Caesalpinia gilliesii

La barba de chivo crece en suelos arenosos

Conocida como barba de chivo, este es un arbusto perennifolio que crece sobre los 2 metros de altura. Sus hojas son paripinnadas, de color glabro, y con un tamaño de 6 a 28 centímetros. En primavera produce racimos de flores de color amarillo. Resiste hasta los -4ºC.

Casuarina equisetifolia

La Casuarina equisetifolia es un árbol que puede crecer en suelo arenoso

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

Conocida como casuarina cola de caballo, es un árbol de hoja semiperenne que alcanza una altura de 25 a 30 metros. Tiene hojas delgadas, parecidas a las acículas de los pinos. Sus flores son poco vistosas, por lo que suelen pasar desapercibidas. Resiste las heladas de hasta los -7ºC.

Cytisus scoparius

El Cytisus scoparius es un arbusto pequeño

Imagen – Wiimedia/Danny S.

El Cytisus scoparius es un arbusto caducifolio que alcanza los 3 metros de altura. Tiene hojas verde oscuras, pero son muy pequeñas. Las flores en cambio son muy llamativas, de color amarillo y con un tamaño de unos 2 centímetros. Florece en primavera. Resiste hasta los -5ºC.

Lavandula dentata

La Lavandula dentata es una planta aromática

Conocida como alhucema rizada o cantueso, es una planta perennifolia que alcanza una altura máxima de 45 centímetros. Sus hojas son de color verde oscuro, lineares, y aromáticas. Las flores son espigas de color violeta, y aparecen en primavera. Resiste hasta los -7ºC.

Tamarix gallica

El Tamarix gallica es un arbolito que crece en suelo arenoso

Imagen – Flickr/Andreas Rockstein

Conocido como taray o taraje, es un árbol caducifolio que crece entre 6 y 8 metros de altura. Las ramas son flexibles, y crecen de tal forma que le dan a la planta un aspecto algo »llorón». Sus hojas son muy pequeñas, escamiformes, y de color verde glauco. En primavera y verano brotan flores blancas o de color rosa pálido. Resiste hasta los -7ºC.

¿Quieres saber más plantas que puedan crecer en suelos arenosos? Pincha aquí abajo:

Artículo relacionado:
Plantas para suelos arenosos y arcillosos

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.