Plantas ideales para climas muy secos

Plantas xerófilas

Las altas temperaturas del verano se vuelven una amenaza para muchas plantas que no resisten tanto calor. El riego es vital durante la estación más cálida del año para así evitar que la planta se deshidrate y su desarrollo se detenga.

Pero además de cuidarlas es bueno cultivar en el jardín y en el balcón plantas que además sean resistentes a la sequía, sobre todo en los casos en los que no contamos con demasiado disponible para regar a diario.

El clima seco y las plantas

La falta de precipitaciones es uno de los grandes factores climáticos que provocan la sequía pero también es producto de mucho sol y calor, fuertes vientos, salinidad y hasta otros factores como un suelo que no puede retener el agua o bien la presencia de heladas.

Sea cual sea la razón, si vives en un lugar con clima cálido es importante elegir aquéllas plantas que pueden soportar la falta de agua de la mejor forma pues presentan diferentes características que las vuelven más resistentes.

Plantas resistentes a las sequías

Elige aquéllas plantas que presenten tejidos suculentos, es decir gruesos y en donde el agua puede ser almacenada pues entonces la planta soporta la sequía pues se nutre del agua en reserva. Es el caso de las plantas crasas.

También puedes elegir aquéllas plantas como la adelfa, el madroño o la encina, pues presentan hojas muy adaptables a la sequía que evitan una gran pérdida de transpiración: más gruesas, perennes y duras cuyos estomas se encuentran en el envés de las hojas y así se protegen del sol. Estas plantas son las esclerófilas.

Madroño

Otras plantas para clima seca son las xerófilas, aquéllas que cuentan con hojas que de alguna forma se las ingenian para evitar la evaporación de agua, ya sea porque sus hojas se enrollan o bien son demasiado estrechas o tienen forma de aguja. Tenemos dos ejemplos en el romero y el tomillo.

Y luego están las plantas con hojas pilosas y aquéllas que cuentan con un doble sistema de raíces que pueden sacar agua de una zona más profunda del suelo.

Tomillo


Escribe un comentario