¿Cómo son las flores de la salvia?

Las flores de la salvia son pequeñas

Imagen – Wikimedia/Hectonichus

La salvia es una planta muy agradecida: tanto si la tenemos en una maceta como si optamos por plantarla en el jardín, va a florecer sin dificultad durante años. Es además bastante fácil de cuidar, pues necesita de muy poco para estar perfecta. Ahora bien, ¿te ha pasado que has comprado una pero solo la has visto producir sus flores una sola vez?

Esto, si bien en un principio puede ser un tanto curioso, puede suceder. De hecho, es un problema bastante común que suelen tener las plantas cultivadas, y no solo la salvia. Así que aquí te voy a explicar primero cómo son las flores de la salvia, y después, te daré algunos consejos muy prácticos para que consigas que tu ejemplar vuelva a florecer.

¿Cuáles son las características de las flores de la salvia?

La salvia splendens florece en primavera

Imagen – Flickr/Carl Lewis

Antes de empezar es importante que sepas que el género de las Salvia se compone por unas 800 especies, siendo la mayoría americanas (en total, unas 500), pero también hay bastantes europeas y asiáticas. Además de eso, se distinguen las hierbas (y de ellas, están las que solo viven un año, las que viven dos años, y otras que son perennes), y los subarbustos o matas que son aquellas que aparte de vivir varios años desarrollan tallos leñosos o semi leñosos.

Si hablamos solo de las flores, todos los tipos de salvia las producen en grupos llamados inflorescencias. Estas inflorescencias pueden ser racimos, o bien panículas. El tamaño de estas es bastante grande: suelen medir unos 20 centímetros aproximadamente. Asimismo decir que están compuestas por flores de unos 1-2 centímetros, con forma tubular o acampanada. La corola tiene forma de garra y tiene dos »labios»: el superior que suele estar entero, y el inferior que se divide en dos lóbulos.

A modo de curiosidad, decir también que son hermafroditas. Esto significa que tienen partes masculinas y femeninas en la misma flor. Dicha flor suele ser, por cierto, de color rojo, lila o lila-azulado.

¿Cuándo florece la salvia?

Dependiendo de la especie y del clima, la salvia puede florecer en prácticamente cualquier estación del año. Por lo general, lo hace entre primavera y verano, pero si por ejemplo se da el caso de que el invierno es cálido, entonces podría florecer entonces. Todo dependerá de cómo se encuentre la planta. Aún así, aquí te digo un pequeño listado con las especies más populares y cuándo florecen:

  • Salvia apiana: primavera.
  • Salvia farinacea: primavera-verano. Ver ficha.
  • Salvia greggii: desde primavera hasta el otoño. Ver ficha.
  • Salvia lavandulifolia: primavera-verano. Ver ficha.
  • Salvia leucantha: florece una vez en otoño-invierno, y luego puede volver a hacerlo en primavera.
  • Salvia microphylla: finales de verano-otoño.
  • Salvia nemorosa: verano.
  • Salvia officinalis: verano. Ver ficha.
  • Salvia sclarea: verano. Ver ficha.
  • Salvia splendens: primavera-otoño. Ver ficha.
  • Savia superba: primavera-verano.
  • Salvia verbenaca: primavera-verano. Ver ficha.

¿Por qué no florece mi salvia?

Pasemos ahora a hablar de por qué la salvia solo floreció una vez (o ninguna) y qué hay que hacer para que lo haga. Y para ello es importante empezar por lo básico: esta planta necesita mucha luz (de hecho, es preferible que esté expuesta a la luz del sol de forma directa) para que produzca sus flores. Es por esto por lo que no se debe cultivar en sombra, ni en lugares con poca luz, ni tampoco se debe colocar cerca de plantas más grandes que le puedan dar sombra.

Otro tema importante es comprobar si tiene sus necesidades básicas cubiertas; es decir: ¿está bien regada? ¿Se abona con regularidad? ¿Tiene alguna plaga? Las flores de la salvia no podrán brotar si la planta tiene algún problema. Para saber si está todo bien, te recomiendo que hagas lo siguiente:

  • Inspecciona las hojas en busca de insectos. Esta planta puede tener varias plagas a lo largo de su vida, como araña roja, trips, minador, o mosca blanca. Si tienes una lupa, te aconsejo que la utilices para buscarlas, ya que te será muy, muy útil pues estos insectos pueden pasar desapercibidos. En caso de que tenga, no dudes en aplicarle un tratamiento con algún insecticida ecológico, como la tierra de diatomeas (puedes comprarla aquí) de la cual te dejo un vídeo abajo.
  • Comprueba la humedad de la tierra. La salvia no es una planta que pueda estar sin recibir agua mucho tiempo, puesto que no tiene hojas carnosas como las crasas, ni raíces tuberosas. Pero también le va a hacer daño el exceso de agua; es decir, nosotros si decidimos adquirir una salvia, tenemos que encontrar el punto medio y regarla cuando lo necesite. Para ello, te servirá un simple palito de madera o bien de plástico. Si lo introduces en la tierra hasta el fondo, luego al sacarlo verás si está seca o si está húmeda. En base a esto, sabrás si regar o no.
  • Abona tu salvia durante los meses de crecimiento para que pueda crecer y florecer. Utiliza abonos ecológicos para no dañar al medio ambiente (son muchos los insectos beneficiosos, como las abejas o las mariposas, que visitan sus flores para alimentarse), siguiendo las instrucciones de uso del envase.
  • Si está en maceta, mira a ver si se le salen las raíces por los agujeros de la misma. Es importante que se plante en una más grande cada vez que esto suceda (en primavera), pues la falta de espacio puede retrasar o incluso suspender la floración. Ponla en una que tenga agujeros en su base, con sustrato de cultivo universal (en venta aquí).

Espero que te sirva.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.