Plantas ideales para climas muy secos

Vista de un jardín seco

Imagen – Wikimedia/Pamla J. Eisenberg

Las altas temperaturas del verano se vuelven una amenaza para muchas plantas que no resisten tanto calor. El riego es vital durante la estación más cálida del año para así evitar que la planta se deshidrate y su desarrollo se detenga.

Pero además de cuidarlas es bueno cultivar en el jardín y en el balcón plantas que además sean resistentes a la sequía, sobre todo en los casos en los que no contamos con demasiado disponible para regar a diario. Veamos cuáles son algunas plantas ideales para climas muy secos.

El clima seco y las plantas

Los cactus son plantas que resisten la sequía

La falta de precipitaciones es uno de los grandes factores climáticos que provocan la sequía pero también es producto de mucho sol y calor, fuertes vientos, salinidad y hasta otros factores como un suelo que no puede retener el agua o bien la presencia de heladas.

Sea cual sea la razón, si vives en un lugar con clima cálido es importante elegir aquellas plantas que pueden soportar la falta de agua de la mejor forma, pues presentan diferentes características que las vuelven más resistentes. Además, ten en cuenta que si eliges aquellas que son capaces de vivir sin problemas en tu zona, con sus condiciones climáticas, tú no tendrás que darles demasiados cuidados.

Y es que, si tienes por ejemplo un papiro en un sitio donde apenas llueve, tendrás que regarlo muy a menudo para mantenerlo vivo, con el consecuente gasto de agua. Pero si en ese mismo lugar cultivas lavanda u otra planta que pueda vivir con poca agua, no será necesario que estés pendiente de ella, pues estará preparada para sobrevivir a la sequía.

Tipos de plantas resistentes a las sequías

Elige aquellas plantas que presenten tejidos suculentos, es decir gruesos y en donde el agua puede ser almacenada pues entonces la planta soporta la sequía pues se nutre del agua en reserva. Es el caso de las plantas del desierto, y de las regiones semi-áridas, como las crasas. Los cactus son muy interesantes, como los del género Echinocactus y Ferocactus, pero es muy importante que el suelo tenga un excelente drenaje.

También puedes elegir aquellas plantas como la adelfa, el madroño o la encina, pues presentan hojas muy adaptables a la sequía que evitan una gran pérdida de transpiración: más gruesas, perennes y duras cuyos estomas se encuentran en el envés de las hojas y así se protegen del sol. Estas plantas son las esclerófilas.

Otras plantas para clima seco son las xerófilas, aquellas que cuentan con hojas que de alguna forma se las ingenian para evitar la evaporación de agua, ya sea porque sus hojas se enrollan o bien son demasiado estrechas o tienen forma de aguja. Tenemos dos ejemplos en el romero y el tomillo.

Y luego están las plantas con hojas pilosas y aquellas que cuentan con un doble sistema de raíces que pueden sacar agua de una zona más profunda del suelo.

(Más) plantas apropiadas para climas secos

Te hemos mencionado algunas, pero no son las únicas que vamos a decirte. De hecho, aparte de saber si hay sequía o no es necesario tener presente que hay ciertas especies que pueden soportar heladas, vientos, y/o que se pueden cultivar en suelos pobres. Así pues, veamos cuáles son:

Alluadia procera

La alluadia es una planta espinosa

Imagen – Wikimedia/brewbooks

La Alluadia procera es una especie de árbol o arbusto espinoso con tallos suculentos y hojas caducas que puede alcanzar una altura de entre los 2 y los 20 metros. En climas especialmente secos, como el mediterráneo, es muy interesante, ya que no solo resiste genial los largos periodos de sequía (los cuales pueden durar hasta seis meses), si no que crece en suelos con pobre riqueza nutricional. Además, es capaz de soportar heladas débiles, de hasta -2ºC, si son de corta duración.

Braquiquito

Vista del Brachychiton gregorii

Imagen – Wikimedia/Mark Marathon

Los árboles del género Brachychiton pueden ser de hoja perenne o caduca dependiendo de la especie. Por ejemplo, el B. populneus se mantiene verde siempre, pero el B. acerifolius no. En cualquier caso, todos son muy recomendables para climas secos, ya que además proporcionan una interesante sombra, y, algunos, producen flores espectaculares.

Eso sí, se han de plantar a pleno sol, lejos de las tuberías y demás. Son plantas resistentes a la sequía, que pueden vivir en suelos pobres. Las heladas de hasta los -4ºC tampoco les perjudican.

Datilera

La datilera es una palmera que produce dátiles comestibles

La datilera (Phoenix dacylifera) es una palmera de varios troncos delgados, de unos 30 centímetros de grosor, de los cuales brotan hojas pinnadas, de color verde-azulado. Puede alcanzar una altura de más de 10 metros, y produce los frutos llamados dátiles, que son aptos para consumo humano. Necesita estar a pleno sol, pero por lo demás es muy agradecida: aguanta la sequía, no le importa que haya pocos nutrientes en el suelo, y sobrevive sin sufrir daños a las heladas de hasta los -7ºC.

Dimorfoteca

La dimorfoteca es una planta con flores en forma de margarita

La dimorfoteca es una planta herbácea que produce flores similares a las que tienen las margaritas. No crece mucho en altura (apenas unos 20-30 centímetros), pero sí que se extiende bastante, llegando al metro. Crece tanto a pleno sol como en semisombra, en cualquier tipo de suelo (excepto en los muy compactados), y soporta la sequía.

Lavanda

La lavanda es un subarbusto bajo

La lavanda es un subarbusto (o mata) originario de la región mediterránea. Dependiendo de la especie, puede alcanzar alturas de entre los 30 y los 100 centímetros. Resiste muy bien la sequía, pero también el sol directo (es más, debe de estar expuesto a él para crecer correctamente), y vive bien en suelos pobres. Tampoco le perjudican los vientos, ni siquiera los marinos, ni las heladas de hasta los -7ºC.

Olivo y acebuche

Los olivos viven milenios

Tanto el olivo (Olea europaea) como el acebuche (Olea europaea var. sylvestris) son árboles o arbustos grandes que embellecerán un jardín seco. Ambos son perennifolios, y pueden vivir varios siglos. Eso sí, su crecimiento es lento, pero alcanzan una altura de hasta 15 metros, siendo el acebuche más pequeño, y con el tiempo dan buena sombra. Ambos resisten la sequía, la calor, los suelos pobres, e incluso las lluvias torrenciales (típicas sobre todo del final del verano y del otoño mediterráneo). En cuanto a las heladas, resisten hasta los -12ºC, pero se aconseja no exponerlos a temperaturas que bajen de los -4ºC.

Sedum

Vista del Sedum kamtschaticum en flor

Imagen – Wikimedia/Stan Shebs

Los Sedum son plantas crasas anuales o perennes que se cultivan en climas cálidos, donde no hay heladas o no son muy intensas. Todas ellas producen flores muy vistosas, agrupadas en inflorescencias. Algunas no superan los 10 centímetros de altura, mientras que otras llegan al metro. Soportan la sequía, y se han de poner a pleno sol para poder disfrutarlas al máximo.

¿Qué te han parecido estas plantas para climas muy secos? ¿Conoces otras que se puedan cultivar en jardines donde llueve poco? Si te has quedado con ganas de saber más, pincha aquí abajo:

Artículo relacionado:
Selección completa de plantas resistentes a la sequía

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.