Qué fruto da el olmo

El olmo ha formado parte de la historia del ser humando desde tiempos remotos

Seguramente os hayáis encontrado con algún que otro olmo mientras dabais un paseo o hacíais una excursión. Estos grandes árboles han formado parte de la historia del ser humando desde tiempos remotos, pero poca gente sabe mucho acerca de ellos, como por ejemplo qué fruto da el olmo.

En este artículo explicaremos qué es el olmo, su distribución y sus usos. Además, contestaremos a la gran pregunta que plantea el título de este post: ¿Qué fruto da el olmo? ¡No dudéis en seguir leyendo si os interesan estos árboles!

¿Qué es el olmo?

El olmo es capaz de alcanzar los 40 metros de altura

Antes de aclarar qué fruto da el olmo, primero vamos a explicar qué es este vegetal. Se trata de un género de árbol que forma parte de la familia Ulmaceae y que recibe el nombre científico Ulmus. Las especies que pertenecen a este género son árboles caducifolios cuyo porte es robusto y elevado. Son capaces de alcanzar hasta los cuarenta metros de altura.

Entre las especies más habituales se encuentra el Ulmus minor, también conocido como olmo común o negrillo. Este posee un tronco grueso y un poco tortuoso. Incluso puede estar ahuecado en los ejemplares más viejos, sobre todo en aquellos que han sido sometidos a podas. La corteza del mismo tiene un color pardo-grisáceo u oscuro y es bastante resquebrajada y áspera. Hay que destacar su copa, que es amplia y redondeada con follaje denso, el cual ofrece una buena sombra en los días soleados. Las ramas son bastante delgadas y lampiñas y su corteza es lisa y parduzca.

En cuanto a las hojas del olmo, estas son puntiagudas y redondeadas con el borde aserrado. Cuentan con asimetría basal, puesto que la distancia de la inserción superior del limbo es menor que la de la inserción con el ramillo. Respecto a las flores de esta majestuoso árbol, estas son precoces. Se agrupan en inflorescencias que puedan llegar a contener hasta treinta flores. El fruto puede llegar a madurar y diseminarse incluso antes de que las hojas del olmo se hayan formado por completo.

Distribución del olmo

Podemos encontrar olmos en Asia occidental, en gran parte de Europa y en el norte de África. Es un árbol que el ser humano lleva cultivando desde hace muchísimos años. Durante la época de los romanos su territorio se extendió y resulta bastante complicado averiguar cuál es su límite en realidad. Por ejemplo, las islas de Mallorca, Menorca e Ibiza cuentan con olmos, pero no se sabe sin son espontáneos o cultivados. Además, estos árboles se encuentran por casi toda la península ibérica, pero son considerablemente más frecuentes en aquellas regiones que cuentan con un clima mediterráneo.

A la hora de cultivar este inmenso árbol, es importante que el suelo sea profundo y fresco. Las mejores ubicaciones son las riberas de los ríos y los sotos, donde también podemos encontrar con bastante frecuencia a otros árboles como álamos, alisos, fresnos y sauces.

En cuanto al clima, el mejor para los olmos es el templado, por ello es poco habitual ver estos árboles por encima de los mil metros sobre el nivel del mar. El olmo florece normalmente a finales de invierno, entre febrero y marzo, mientras que la diseminación de sus frutos tiene lugar en abril.

Artículo relacionado:
Los olmos en el jardín

Es importante destacar que el género Ulmus ha sufrido durante los últimos cien años una epidemia muy activa e importante llamada «grafiosis«. Los causantes de la misma son unos hongos denominados Ophiostoma novo-ulmi y Ophiostoma ulmi. Estos atacan a casi todas las especies de olmos. Como consecuencia, estos árboles se encuentra a día de hoy en peligro de extinción. Es algo difícil de creer, ya que los olmos se consideraban los árboles más frecuentes de todo el mundo antes de que surgiera esta epidemia. Los expertos estiman que la población del olmo común se ha visto reducida entre un 80% y un 90%.​ Si tenéis alguno de estos árboles en vuestro jardín, es importante que sepáis que la enfermedad se propaga por unos escarabajos. Os recomiendo que le echéis un vistazo a nuestro artículo sobre cómo repeler o eliminar el escarabajo del olmo.

Usos

Como ya hemos mencionado anteriormente, los olmos llevan siendo cultivados por el ser humando desde hace mucho tiempo. Esto se debe a los múltiples usos que se le da. La corteza, por ejemplo, sirve para crear unas tinturas que se utilizan en el tratamiento de infecciones severas que han sido provocadas por bacterias pertenecientes al género Clostridium, que en muchas ocasiones suelen resistir los antibióticos.

También la madera tan dura y densa se ha usado mucho para fabricar ejes de ruedas y yugos de carreta. Además, era muy popular para la construcción de barcos.

El fruto del olmo

El fruto del olmo es la sámara

Ahora que ya sabemos un poco más sobre este precioso árbol, vamos a lo que realmente nos interesa: ¿Qué fruto da el olmo? Pues bien, no se trata del típico fruto redondeado y carnoso que caracteriza tanto a los árboles frutales. En el caso del olmo, los frutos son sámaras. Estas tienen forma aplastada y cuentan con un ala orbicular que rodea por completo a la semilla. Generalmente están agrupadas y suelen tener una longitud de entre siete y nueve milímetros. Las sámaras son un tipo de fruto seco indehiscente, es decir: No se abre por una valva. Gracias a la forma que tiene, resulta muchísimo más fácil que se disperse a través del viento.

Inicialmente, el color de las sámaras del olmo es verde claro con algunos tonos rojizos, sobre todo en las zonas más próximas a las semillas. Antes de caer se torna de un color pardo-amarillento. Tanto en los olmos como en los fresnos o los ailantos, la semilla se encuentra en el centro del ala de la sámara. En otros casos, como por ejemplo en los arces, suele ubicarse a un lado del fruto, mientras que el ala se extiende hacia el otro lado.

Es muy curioso como la naturaleza ofrece tantas formas y estrategias diferentes según el tipo de ser vivo y la especie. ¡Desde luego no dejará nunca de sorprendernos!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.