Cómo decorar una oficina con plantas

Oficina decorada con plantas

Una oficina sin plantas es demasiado triste, ¿verdad? Se pasan muchas horas entre esas cuatro paredes, y es por eso por lo que te voy a recomendar una serie de plantas para darle un poco de alegría a este lugar. Todas ellas se adaptan bien a vivir en esas condiciones, y apenas requieren de mantenimiento.

Y eso por no hablar de que vas a poder respirar un aire mucho más puro, y de que, seguramente, vas a trabajar con mejor ánimo. Descubre cómo decorar una oficina con plantas.

Buscando la planta perfecta

Suculentas en maceteros

Cuando se quiere decorar la oficina con plantas es importante tener en cuenta varias cosas para no gastarnos el dinero en una que luego no nos servirá. Para evitar que eso ocurra, debemos saber que:

  • La planta que escojamos tiene que poder cultivarse durante toda su vida en maceta: hay palmeras y árboles que a menudo se cultivan como plantas de interior, pero que a largo plazo nos terminarán ”pidiendo” que las pasemos a una maceta mucho más amplia o directamente a tierra.
  • Ha de poder resistir la sequía: cuanto menos tiempo le tengamos que dedicar, mejor. Si puede estar varios días sin agua, en el caso de que vayamos a cogernos unos días libres no tendremos que preocuparnos por ella.
  • Debe de poder vivir bien con las condiciones de luz de tu oficina: esto significa que si trabajas en una en la que entra muchísima luz natural, crecerán mejor los cactus y las plantas con flores que, por ejemplo, una aspidistra o una begonia, las cuales prefieren sitios un poco más oscuros.

Selección de plantas para decorar la oficina

Aspidistra

Aspidistra en maceta

La Aspidistra es una de las plantas de interior más resistentes que existen. Crece hasta alcanzar una altura de 50-60cm, que es por lo que se puede tener en oficinas o despachos amplios, por ejemplo, junto al escritorio. Para verse bonita todo el año necesita muy poco:

  • Riego: una vez por semana, o dos en épocas de más calor.
  • Sustrato: puedes usar sustrato de cultivo universal.
  • Abonado: en primavera y verano, con un abono universal siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Trasplante: cada dos años.

Cactus

Mammillaria guelzowiana

Mammillaria guelzowiana

La mayoría de especies de cactus se pueden cultivar en macetas durante toda su vida. Los del género Mammillaria, Rebutia, Gymnocalicium, y muchos Echinopsis (E. subdenudata, E. multiplex) son perfectos para tener en una oficina muy luminosa, ya que sólo necesitan estos cuidados:

  • Riego: dos veces por semana en verano, y cada 15-20 días el resto del año. Si se les tiene puesto un plato debajo, hay que retirar el agua que sobre a los 15 minutos de haber regado.
  • Sustrato: ha de tener muy buen drenaje. Especialmente aconsejable es usar pómice o arena de río previamente lavada.
  • Abonado: en primavera y verano se debe abonar con abonos para cactus, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Trasplante: cada dos años.

Cala

Cala blanca en flor

La Cala produce una inflorescencia muy decorativa, que puede ser de color blanco, naranja, o púrpura dependiendo de la variedad. Quedará espectacular en cualquier rincón, especialmente en la entrada de la oficina. Estos son sus cuidados:

  • Riego: dos o tres veces por semana en verano, y cada 10 días el resto del año.
  • Sustrato: turba negra mezclada con un 30% de perlita.
  • Abonado: en primavera y verano con un abono para plantas de flor, siguiendo las indicaciones del envase.
  • Trasplante: cada año.

Dracaena

Ejemplar de Dracaena

La Dracaena es un arbusto que, si bien puede llegar a superar los 2m de altura, en maceta su crecimiento se ralentiza tanto que puede cultivarse en ella durante toda su vida sin problemas. Sus hojas son tan bonitas que seguro que te alegrará tu día de trabajo con tan sólo verlas. Estos son sus cuidados:

  • Riego: dos veces por semana en verano, y cada 15 días el resto del año.
  • Sustrato: ha de tener buen drenaje. Puedes mezclar sustrato de cultivo universal con perlita a partes iguales.
  • Abonado: durante la primavera y el verano, con un abono universal o bien con uno para cactus y plantas crasas (no es una suculenta, pero al tener similares necesidades nutricionales, le servirá).
  • Trasplante: cada dos-tres años.

Helechos

Vista de las hojas del Pteris berteroana

Pteris berteroana

Los helechos son unas plantas muy elegantes y decorativas que pueden utilizarse para decorar oficinas en las que no llegue mucha luz procedente del exterior. Hay de muchos tipos, pero los más aconsejables son los del género Nephrolepsis o los Pteris, que son también los que podrás encontrar de manera más sencilla en los viveros y tiendas de jardinería. Sus cuidados son:

  • Riego: dos veces por semana en verano, y una vez cada 10 días el resto del año. Usar agua de lluvia o sin cal.
  • Sustrato: es importante que tenga buen drenaje, pero que a la vez sea rico en materia orgánica. Una buena mezcla sería la siguiente: 50% turba negra o mantillo + 30% perlita (o cualquier otro material similar) + 10% humus de lombriz, y el último 10% correspondería a la greda volcánica o bolas de arcilla que se han de colocar en el interior de la maceta antes de rellenarla.
  • Abonado: en primavera y verano, con un abono universal para plantas, o bien con guano líquido siguiendo las indicaciones del fabricante.
  • Trasplante: cada dos años.

Palmera enana

Phoenix roebelenii o palmera enana en maceta

Si quieres darle un toque tropical a tu oficina anímate y pon una palmera enana. Su nombre científico es Phoenix roebellinii, y apenas alcanza los 2m de altura. Eso sí, tienes que saber que crecerá bien si entra mucha luz. Aquí tienes su guía de cuidados:

  • Riego: cada 3 días en verano, y cada semana el resto del año.
  • Sustrato: 60% turba negra + 30% perlita + 10% humus de lombriz.
  • Abonado: en primavera y verano, con un abono para palmeras siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Trasplante: cada dos o tres años.

Sanseviera

Sanseviera trisfasciata en maceta

La Sanseviera es un tipo de planta ideal para principiantes. Puede estar tanto en oficinas muy luminosas como en aquellas que no reciben mucha luz y no necesita tanta agua como otras plantas. Pero, ¿cómo se cuida? De esta manera:

  • Riego: bastará un o dos riegos semanales en verano, y uno de manera quincenal el resto del año.
  • Sustrato: se puede usar sustrato de cultivo universal, pero es conveniente poner una primera capa de bolas de arcilla o greda volcánica para mejorar el drenaje.
  • Abonado: en primavera y verano con un abono para cactus y plantas crasas (no es una suculenta, pero sus necesidades nutricionales son similares).
  • Trasplante: cada 2-3 años.

¿Cuál de estas plantas te ha gustado más? ¿Conoces otras que puedan utilizarse para decorar la oficina?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *