Plantas trepadoras con flores olorosas

El jazmín es una planta trepadora con flores olorosas

Pasear por el jardín, asomarse al balcón, o descansar en el patio o terraza es una experiencia maravillosa cuando se tienen plantas trepadoras con flores olorosas. Ya sean jazmines, clemátides, dipladenias o glicinias por ejemplo, estos arbustos son increíbles siempre, pero especialmente cuando sus capullos florales se abren, pues es ese momento en el que el lugar se siente diferente.

Muchas se pueden tener en macetas, aunque para eso sí que tendremos que hacer algo cada cierto tiempo: podarlas. Si no cogiéramos las tijeras de poda y les hiciéramos un ‘corte de pelo’ de forma regular, acabaríamos por tener unas plantas con tallos tan largos que colgarían, en vez de trepar. Así que, ¿cuáles son las más trepadoras con flores aromáticas más bonitas? Difícil pregunta, pero esperamos que te guste nuestra selección.

Akebia (Akebia quinata)

La akebia quinata es una planta trepadora con flores olorosas

Imagen – Wikimedia/H. Zell

La akebia es una trepadora de la que es fácil enamorarse. Con una altura de 6 metros, sus hojas palmadas que solo caen si el invierno es muy frío, y especialmente sus flores rojizas, las cuales desprenden un aroma parecido al chocolate, es una planta que se adapta bien a las macetas y al jardín. Su fruto es, además, comestible, del que se dice que tiene un sabor como el de la sandía. Su época de floración es la primavera, y no necesitará ningún tipo de protección en climas templados, puesto que soporta las heladas de hasta los -14ºC.

¿Quieres una? Cómprala aquí.

Beaumontia (Beaumontia grandiflora)

La beaumontia tiene las flores blancas

Imagen – Wikimedia/PEAK99

La beaumontia o trompeta blanca es una trepadora de hoja perenne que, si tiene soporte, llegará a los 5 metros de altura. Sus flores, como podrás sospechar, son de color blanco y tienen forma de trompeta. Estas tienen un gran tamaño, son olorosas y aparecen en primavera. Si bien soporta algo el frío, e incluso las heladas muy débiles, prefiere estar en una zona protegida, así que no dudes en meterla en casa si en tu zona las temperaturas bajan de los 5ºC.

Clemátide (Clematis montana)

El clemátide es una trepadora de flor aromática

El clemátide es una trepadora de rápido crecimiento que alcanza una altura de 10 metros, rara vez 12. Tiene hojas verdes, de unos 10 centímetros, y sus flores son blancas. Es una planta que queda muy bien en celosías y muros, pero que también se puede tener en macetas si se poda. Soporta las heladas de hasta los -12ºC.

Dipladenia (Mandevilla laxa)

La mandevilla laxa es una trepadora perenne

Imagen – Flickr/Stefano

La dipladenia es una trepadora que no crece mucho: apenas unos 6 metros. Por ello, es estupenda para plantar en macetas, jardines pequeños, o incluso para decorar pozos si recibe podas regulares. Sus hojas son verdes, de buen tamaño, y además cuando se caen enseguida son sustituidas por otras nuevas. Esto hace que se vea siempreverde, pero cuidado, porque si la temperatura baja de los 10ºC se quedará sin ninguna hasta la primavera. De hecho, en esas condiciones tendremos que meterla en casa para que no sufra. Las flores surgen en verano, y son blancas.

Mira nuestro vídeo:

Falso jazmín (Trachelospermum jasminoides)

El jazmín estrellado es una trepadora perenne

Imagen – Flickr/Cyril Nelson

El falso jazmín es una trepadora que se parece muchísimo al jazmín común, pero es más resistente al frío. Es más, se puede tener en zonas donde se registran heladas de hasta los -12ºC, aunque debes saber que es una planta que alcanza una altura mayor: unos 10 metros. Se ha podar con regularidad para controlarla, así se evitará que tenga un aspecto »rebelde». Sus flores son blancas y brotan a lo largo de la primavera.

¿Te gustaría tener uno? Pincha en este enlace.

Flor de cera (Hoya carnosa)

La hoya carnosa es una planta de flores

La flor de cera es otra pequeña planta trepadora de origen tropical que se utiliza a menudo en la decoración de interiores. Los tallos pueden alcanzar una longitud de hasta 5 o 6 metros, y sus hojas son verdes y carnosas. Las flores son pequeñas, de color blanco o rosa, y aparecen en primavera. Pero para que esté muy bonita, se ha de mantener en interior durante los meses fríos, pues no resiste las temperaturas bajas, de 10ºC o inferiores.

Flor de la pasión (Passiflora incarnata)

La passiflora incarnata es una trepadora de rápido crecimiento

Aunque hay muchas plantas conocidas con el nombre de la flor de la pasión, nosotros nos quedamos con la Passiflora incarnata. Crece hasta los 9 metros de altura, y sus flores son lilas, muy aromáticas. Asimismo, es interesante saber que sus frutos, llamados granadillas, son comestibles. Soporta las temperaturas de hasta los -10ºC.

Glicinia japonesa (Wisteria floribunda)

La glicinia es una trepadora muy grande

Aunque todas las glicinias son espectaculares, cuando florece la Wisteria floribunda queda claro que es la mejor opción cuando se busca una planta trepadora con flores olorosas. ¿Por qué? Porque sus racimos florales puede medir más o menos medio metro. Eso significa que en un tallo de unos 50 centímetros hay numerosas florecillas lilas. Ahora bien, es importante que se plante en tierras ácidas, pues en suelos alcalinos o calcáreos no crecerá. Asimismo, debe cultivarse en climas templados, para que pierda las hojas en invierno.

Jazmín (Jasminum officinale)

El jazmín tiene flores blancas

Imagen – Wikimedia/C T Johansson

El jazmín común es otra planta trepadora con flores olorosas que pueden tenerse al aire libre todo el año si los inviernos son suaves. Soporta bastante bien el frío, pero las heladas son otra historia: por su propio bien, si se registran temperaturas por debajo de los -2ºC lo ideal será resguardarla en casa. Crece hasta los 6 metros de altura, y es perennifolia. Sus flores son blancas, muy aromáticas, y puedes disfrutarlas durante la primavera tardía o a veces hasta comienzos del verano.

Jazmín de Madagascar (Stephanotis floribunda)

El estefanotis es tropical

Imagen – Wikimedia/randreu

El jazmín de Madagascar es una trepadora preciosa, que lamentablemente no soporta el frío, pero eso no supone realmente un problema: se puede tener en interior pues se adapta muy bien. Llega a medir unos 4-6 metros de altura, tiene hojas de color verde oscuro, y unas flores muy bonitas, de color blanco, y olorosas que brotan en verano.

Estas son las plantas trepadoras con flores olorosas que, sin duda, te recomendamos. Algunas para interior, otras para el exterior, todas tienen unas flores preciosas y no requieren de muchos cuidados.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   LAURA GOITIA dijo

    QUE BELLEZAS!! GRACIAS POR LAS FOTOS, HERMOSISIMAS!!

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Muchas gracias a ti, Laura, por pasarte y comentar 🙂