¿Qué es un jardín?

El jardín es un lugar donde se cultivan plantas

Un jardín es un lugar para desconectar. En él solemos encontrar plantas, además de estanques, fuentes, estatuas u otros elementos artificiales, como las celosías. Pero dependiendo del estilo que tenga, a veces puede que no encontremos ni un solo elemento vegetal, como en los jardines zen.

Así y todo, el diseño de jardines es algo que se lleva haciendo milenios. De hecho, se sabe que en el Antiguo Egipto ya se cultivaban plantas ornamentales, como el loto azul que plantaban en los estanques, o el sicomoro que proporcionaba buena sombra a los que visitaban los templos.

¿Qué es un jardín?

Un jardín es un lugar para desconectar

Jardín es una palabra que procede del francés, y significa huerto. Pero como en España ‘huerto’ se utilizaba para referirse a una parcela o parcelas de tierra donde se cultivaban plantas para consumo, pasaron a utilizar el término huerto de flor, para diferenciarlos. Pronto se empezó a utilizar la palabra ‘jardín’, algo que facilitó mucho las cosas.

Ya no se cultivaba únicamente para conseguir alimento, sino también para disfrutar del aire libre. Al comienzo fue la aristocracia quien pudo hacerlo. De hecho, es difícil encontrar palacios, castillos o templos en los que no haya algún jardín, o patio en los que las plantas tienen un papel protagonista.

Los jardineros eran los trabajadores que se encargaban de hacer realidad esa idea que habían tenido reyes, reinas o princesas. En la actualidad, siguen teniendo las mismas funciones, pero ahora ya no -solo- trabajan para la monarquía, sino que también pueden hacerlo para gente como tú y como yo.

Aunque, si me permites: todo el que tenga un trozo de terreno, o un espacio en el que poner plantas, puede practicar la jardinería. Obviamente, cuanto mayor sea el presupuesto que tengamos, más grande podrá ser nuestro jardín, pero tenemos que saber que es posible tener uno por muy poco dinero: solo se necesita una maceta, un poco de tierra, y alguna planta que queramos cultivar.

Artículo relacionado:
Cómo decorar mi jardín con poco dinero

Tipos de jardines

Los jardines se clasifican de varias formas distintas, ya que en la Tierra hay distintos climas, y distintos tipos de suelos, por lo que no puede cultivarse cualquier planta en cualquier lugar. Además, dependiendo de la cultura y de los gustos de cada país, también se distinguen distintos tipos de jardines.

Por ejemplo, dependiendo de su uso, distinguimos los jardines públicos de los privados. Si es antiguo y es interesante, decimos que es un jardín histórico. Pero si en él predominan un tipo de planta, decimos que es un:

  • Jardín de rosas o rosaleda
  • Jardín de palmeras o palmeral
  • Jardín de cactus
  • Jardín de helechos
  • Huerto

Según su origen, distinguimos:

Y, dependiendo de su organización:

¿Cómo se hace el diseño de un jardín?

Los jardines o huertos son lugares para cultivar

Imagen – Wikimedia/Diego Delso

Todo diseño empieza con una idea, y para tener una lo más recomendable es visitar jardines botánicos o privados -siempre que sea posible, claro está- de tu zona, puesto que así sabrás qué plantas poner, y cómo organizarlas. Una vez hecho esto, podrás hacer un borrador con algún programa gratuito, o bien con papel y bolígrafo.

Este borrador es muy importante ya que has de poner dónde vas a poner los árboles, palmeras, rocallas, zonas de relax,… en fin, todo lo »grande» que quieres que haya, sí o sí, en tu jardín. Los detalles los puedes dejar para más adelante, puesto que siempre estás a tiempo de poner, cambiar o quitar cosas. Pero el diseño básico ha de estar en ese programa o papel.

Después, has de preparar el terreno. Quita las hierbas silvestres y las piedras con la ayuda de un motocultor y una azada, y a continuación haz un agujero de unos 50 x 50 centímetros y llénalo de agua. Si ves que se absorbe rápido, perfecto; pero si tarda más de media hora, entonces será importante instalar algún sistema de drenaje.

Cuando esté solucionado este tema, rastrilla todo. No es necesario que quede perfectamente nivelado, puesto que ahora es muy recomendable abonar la tierra con estiércol por ejemplo, echando una capa gruesa de unos diez centímetros, y mezclándola luego con la ayuda del rastrillo. De este modo, las plantas crecerán bien.

Luego, podrás empezar a plantar. Empieza por las que serán más grandes: árboles, palmeras. Piensa que ellos serán, por así decirlo, los »pilares» de tu jardín. Ponlos a una distancia prudencial de muros y paredes, y también entre ejemplares. Las palmeras no tienen raíces invasivas, pero hay ciertos árboles como los ficus o los olmos que se han de plantar lejos, como mínimo a unos diez metros de paredes, tuberías, y otras plantas grandes.

Artículo relacionado:
Lista de árboles con raíces agresivas

Ahora, podrás »rellenar»; es decir, plantar los arbustos, las matas y las flores para que tu jardín tenga color. Incluso puedes combinarlas, creando rocallas o parterres. Estos últimos quedan muy bien para delimitar caminos y senderos.

Para acabar, instala un sistema de riego. El más recomendable es el riego por goteo, especialmente para zonas donde llueve poco y hace calor, como en el mediterráneo, donde las temperaturas superan los 30 grados varias semanas cada verano.

Más consejos para crear tu jardín

La jardinería no es un arte matemático. Ni dos más dos son cuatro, ni es obligatorio poner dos rosales (por ejemplo) en cada esquina para color y aroma al lugar. Existen muchas formas de crear un jardín, y ninguno es peor ni mejor que los otros. Por eso, mis consejos son:

  • Si te gusta un estilo de jardín, perfecto; pero si te apetece, no dudes en darle tu toque personal. 
  • Recuerda que las plantas más altas tienen que estar detrás de las más pequeñas, pero solo si estas últimas necesitan sol. Y es que, ¿no te parecería bonito un árbol frondoso rodeado de helechos?
  • Siempre es mejor optar por plantas autóctonas, pues estas están genéticamente preparadas para soportar las condiciones de tu zona. Pero ojo: dale una oportunidad a las de fuera. Hazlo siguiendo la lógica (investigándolas, descubriendo cuánto crecen, su rusticidad, etc.), y seguro que te llevarás más de una bonita sorpresa.
  • ¿Sueñas con tener un jardín con flores? Puedes crear maravillosos parterres con flores bulbosas, o con una combinación de plantas anuales, bianuales y perennes.
  • Si vives en un lugar seco, apuesta por tener jardines sin césped. De verdad, estas alfombras verdes consumen mucha agua, un bien muy, muy escaso en todo el mundo pero especialmente en lugares donde además llueve muy de vez en cuando. Puedes poner en cambio flores que te sirvan de alternativa al césped.

¿Es posible tener huerto y jardín en un mismo terreno?

Un huerto es un lugar para tener plantas comestibles

Sí, claro. Puedes optar por dividir el terreno en dos zonas diferenciadas, en las que en una pondrás solo plantas ornamentales, y en la otra para consumo; o bien combinar ambas, ya que son muchas las que embellecen los espacios y que además tienen frutos comestibles. Algunas son perennes, como el cerezo, el almendro, el manzano, o el caqui; otras en cambio se recolectan al cabo de poco tiempo, como las lechugas de hoja verde y roja, el tomillo, o el perejil.

Conoce un poco tu clima, y el tipo de tierra que tienes, y así podrás saber qué plantas cultivar. Solo ten en cuenta que si vas a tener tomateras, pimientos, hierbabuena, y cualquier otra planta que necesita sol, has de plantar los árboles lejos de ellas ya que de lo contrario con tiempo acabarías teniendo un jardín de sombra. Lo ideal es reservar un área que esté siempre expuesta a la luz solar, de este modo podrás tener un huerto y jardín en tu parcela.

Esperamos que te haya servido lo que te hemos contado. Que disfrutes de tu jardín.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.