Plantas que provocan sarpullido

Hay muchas plantas que provocan sarpullido

Imagen – Flickr/chausinho

La piel humana es muy, muy frágil, por eso cuando vamos al campo o nos metemos en un solar (o jardín) lleno de hierbas silvestres solemos tener las manos bien protegidas en los bolsillos. Y es que, sí, hay muchas plantas que provocan sarpullidos, tanto a los niños como a los adultos.

Esto no quiere decir que todas las que voy a nombrarte provoquen la misma reacción a todos los humanos, no, ya que dependerá de cómo reaccione nuestro cuerpo. Pero sí que te recomiendo que no las manipules sin guantes.

Adelfa

Las adelfas pueden provocar sarpullidos

La adelfa, cuyo nombre científico es Nerium oleander, es una planta arbustiva de hoja perenne que puede alcanzar una altura de unos 2 metros, pero normalmente se tiene mucho más pequeña, de 1 metro, o incluso menos. Produce flores durante la primavera y el verano, y si las temperaturas son suaves (es decir, si se mantienen entre los 18 y los 25ºC) también puede hacerlo a principios de otoño.

Su fácil cultivo y su belleza hacen de ella una planta muy interesante para tener en un jardín, pero hay que pensar que su savia puede provocar sarpullidos si entra en contacto con la piel.

Asclepias

Las asclepias son plantas trepadoras

Imagen – Wikimedia/JMK

El género de las Asclepias está compuesto por hierbas o arbustos de hoja perenne que producen muchas flores agrupadas en inflorescencias de colores muy vivos. Asimismo, hay que saber son el principal alimento de las mariposas monarca, escarabajos y otros insectos, por lo que no es de extrañar que se proteja como puede. Y, ¿cómo lo hace? Produciendo un látex tóxico.

Este látex es el mismo que, si tenemos la mala suerte de tocar con la mano desnuda, podríamos ver como nos sale un doloroso sarpullido.

Dipladenia

La dipladenia, o mandevilla, es una enredadera de origen tropical y de hoja perenne que se utiliza mucho para decorar jardines y el interior de los hogares. Produce flores con forma de campana de color blanco, amarillo, rosa o rojo en primavera y sobre todo en verano. Pero, ¿sabías que su savia es un látex que puede irritar la piel?

Y claro, si entra en contacto con una herida, aunque sea un micro corte apenas visible, puedes sentir mucha molestia. Por eso, es importante que tengas cuidado al podarla.

Duvalia

La duvalia tiene látex

Imagen – Flickr/Maja Dumat

El género de las Duvalia lo componen plantas crasas pequeñas, por lo que es un poco difícil que entremos en contacto con su látex. Pero así y todo, es importante que sepamos que este es incoloro y que puede provocarnos sarpullidos, especialmente si tenemos la piel muy sensible.

Asimismo, hay que saber que sus tallos son suculentos, alargados, y miden unos 4 centímetros de largo como mucho. Las flores son pequeñas también, miden alrededor de un centímetro, y desprenden un aroma desagradable.

Euphorbia

La Euphorbia pulcherrima es un arbusto tropical

Todas las plantas del género Euphorbia, que son muchas -hay unas 2000 especies descritas, entre hierbas, arbustos y árboles-, tienen en el interior de sus tallos un látex que, al entrar en contacto con la piel, causa irritación y sarpullidos. Por este motivo, tenemos que ir con cuidado si cultivamos alguna y tenemos que podarla por ejemplo, o cambiarla de maceta.

Así pues, si nos hacemos con una Euphorbia pulcherrima (flor de Pascua), una Euphorbia obesa, u otra de este género, tenemos que saber que si la vamos a manipular, tendremos que protegernos las manos.

Ficus

Los ficus pueden estar en maceta

Los Ficus, todos ellos, se caracterizan por ser árboles, arbustos y/o trepadoras que, en el interior de sus tallos, y/o ramas, tienen látex. Por este motivo, son plantas que pueden provocar sarpullidos si no vamos con cuidado. Por eso, aunque son sin duda muy bonitas y relativamente fáciles de cuidar, siempre es importante que se tenga en cuenta que, a la hora de manipularlas, nuestras manos han de estar protegidas.

Y es que si no lo estuvieran, podríamos pasarlo mal. Por ello no hay que dudar en tomar medidas de prevención para, así, evitar con las manos llenas de pequeñas y dolorosas ampollas.

Hiedra venenosa

La hiedra venenosa es una planta que provoca sarpullidos

Imagen – Wikimedia/James St. John

Para no confundirnos, es importante aclarar que con este nombre se conoce a la especie Toxicodendron radicans, no a la hiedra común (Hedera). Es una trepadora que crece hasta llegar a medir 1-2 metros de altura, y que desarrolla hojas verdes.

Es una de las especies más peligrosas para el ser humano, ya que basta un simple roce para que nos salgan sarpullidos. Tampoco se debe de consumir, ya que en casos extremos podría ser fatal.

Ortiga

La ortiga puede producir alergia

La ortiga es la hierba que -casi- nadie quiere tener en su jardín. Digo ‘casi’ porque tiene muchos usos, tal y como explicamos en este artículo. Pero basta un simple roce para que acabemos con la piel enrojecida. Y si, además, sin darnos cuenta la cogemos o la tocamos durante un ratito, nos saldrán sarpullidos que pueden ser bastante dolorosos.

¿Por qué? Porque en el envés de sus hojas y en los tallos tienen espinas llenas de líquido urticante. Este líquido es el que entra en la herida que hace dicha espina con el roce. Por lo general, se sentirán molestias pasajeras.

Plumeria

La plumeria se puede tener en maceta

La Plumeria es un género de árboles y arbustos, generalmente de hoja perenne aunque pueden ser caducifolios, de origen tropical. Se caracterizan por tener hojas grandes y alargadas, de color verde, y por producir flores que, además de ser muy bonitas, de colores alegres, desprenden un aroma agradable.

Sin embargo, su látex es irritante. Este es una sustancia blanca y lechosa, que puede provocar algún que otro sarpullido en la piel. Por ello, tenemos que usar guantes si vamos a trasplantarla o podarla.

Rosa del desierto

La rosa del desierto puede tener pulgones

Imagen – Wikimedia/Timothy A. Gonsalves

La rosa del desierto es un arbusto tropical perennifolio que, en su hábitat natural, puede crecer hasta alcanzar los 3 metros de altura; sin embargo, en cultivo es muy raro que supere el metro. Tiene hojas algo coriáceas, de color verde oscuro brillante, y brotan en espiral. Aunque estas son bonitas, lo que más llama la atención son sus flores, que aparecen en primavera-verano. Estas son acampanadas, simples o dobles (es decir, con una o dos coronas de pétalos), y pueden ser blancas, rojas o rosas.

¿Por qué está en esta lista? Porque también es una planta que provoca sarpullidos. Esto es así porque su savia es un látex que, al igual que la adelfa o la dipladenia, puede cuanto menos irritar la piel.

¿Conoces otras que plantas que provocan sarpullidos?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.