Plantas suculentas: cuidados y tipos

Las suculentas necesitan pocos cuidados

Aeonium arboreum

Las plantas suculentas son aquellas que cuando vemos en un vivero, casi nunca podemos evitar como mínimo observarlas. Muchos de nosotros después de mirarlas durante un rato las cogemos y luego las colocamos en el carrito. Son preciosas, y además los cuidados que precisan son bastante sencillos.

Existen varios centenares de especies originarios principalmente de África y de América, aunque hay algunas muy populares que son de Europa, como los Sempervivum, unas plantitas que viven en grupos los cuales no suelen superan los tres centímetros de altura, y cuya resistencia al frío es realmente asombrosa, puesto que son capaces de resistir hasta los -20ºC. ¿No te gustaría saber cuáles son los cuidados de las plantas suculentas? Así vas a poder disfrutar siempre de las siemprevivas… y de cualquier otra variedad.

¿Cómo se cuidan las suculentas?

Las suculentas son plantas que requieren pocos cuidados. Por este motivo, a menudo son las favoritas de aquellos que no tienen mucho tiempo para cuidar plantas, o no tienen mucha experiencia y quieren empezar con algunas fáciles.

Ahora bien, y aquí me voy a poner un poco seria, es un error pensar que pueden vivir con muy poca agua. En base a mi experiencia, hay otras plantas mucho más resistentes a la sequía, como las Yucca, las cuales solo necesitan riegos ocasionales (siempre que estén plantadas en el suelo). Pero no vamos a desviarnos.

Tener cactus y crasas en un patio o en un jardín puede ser una experiencia muy bonita, ya que además son muchas las especies que producen flores con un alto valor ornamental. Así pues, vamos a ver cuáles son los cuidados que requieren:

¿Dónde colocar las plantas suculentas?

Las suculentas, es decir, los cactus y las plantas crasas, son muy demandantes de luz. De hecho, ese es el motivo principal por el cual no se recomienda cultivarlas dentro de casa. Así pues, ¿dónde ponerlas? En el exterior siempre. En el caso de que hubiera heladas, entonces sí que habría que mirar de tenerlas en el interior del hogar, o bien en un invernadero; pero el resto del año es preferible que estén fuera.

¿Necesitan sol o sombra?

Otra de las preguntas que más se suelen hacer es si los cactus y las crasas han de ponerse al sol o en sombra. La respuesta es que depende. La gran mayoría necesitan sol directo, pero hay otras que prefieren sombra, como las Haworthia, Sanseviera, Schlumbergera, Ceropegia, Gasteria o Sempervivum.

En caso de duda, siempre va a ser mejor ponerlos en sombra luminosa; es decir, en un lugar en el que haya mucha claridad pero no sol directo. Si vas a querer tener alguna dentro de casa, te recomendamos elegir algunas que prefieren sombra, como las ya mencionadas. Ponlas en una habitación luminosa, lejos de la ventana, y ve rotando la maceta todos los días para que le llegue la luz a todas sus partes por igual.

¿Cuántas veces se riegan las suculentas?

Va a depender de la estación del año, pero en general se han de regar 2 veces por semana en verano, y una vez a la semana el resto del año. Eso sí, hay que tener en cuenta que el exceso de agua les causa daños muy serios a sus raíces, por lo que es mejor que se deje secar la tierra entre un riego y el próximo para que no haya problemas.

Asimismo, cada vez que toque regar se ha de echar agua a la tierra. Y además hay que hacerlo hasta que esta se humedezca bien; es decir, hasta que salga por los agujeros de la maceta, o hasta que se vea que está bien húmeda.

Síntomas de falta o exceso de riego en cactus y crasas

Tanto los cactus como las plantas carnosas lo pasan mal cuando están pasando mucha sed, y cuando por el contrario tienen demasiada agua. Estos son los síntomas que mostrarán:

  • Falta de riego:
    • caída de hojas (en crasas)
    • empequeñecimiento del cuerpo de la planta (en cactus)
    • crecimiento lento o nulo
    • sustrato muy seco o con incapacidad de absorción del agua
    • raíces secas
    • aparición de plagas (cochinillas son comunes, pero no se pueden descartar pulgones ni araña roja)
  • Exceso de riego:
    • tallos blandos o podridos, que pueden doblarse
    • caída de hojas (en crasas)
    • infección por hongos (la planta puede tener moho blanco o gris)
    • raíces marrones o negras
    • crecimiento nulo
    • sustrato con verdina
    • y a veces florecen para intentar producir semillas

¿Cómo se trata? Bien, en el caso de que la planta estuviera pasando sed, lo que haríamos sería echarle mucha agua. Si está en maceta, la meteremos en un barreño o recipiente con agua, y la dejaremos ahí unos 30 minutos hasta que se absorba bien. Y si está en el suelo, haremos un alcorque alrededor y echaremos abundante agua. Si hay signos de plaga, podremos tratarlo con tierra de diatomeas por ejemplo, que es un insecticida ecológico y muy eficaz.

Por otro lado, si lo que le pasa es que se está ahogando, en caso de que esté en maceta la sacaremos y le cubriremos el pan de tierra con papel de cocina absorbente. Si se humedeciera todo rápido, se lo quitaremos y pondremos una capa nueva de papel. Luego, lo dejaremos así una noche. Al día siguiente, lo plantaremos en una maceta nueva con una mezcla de turba negra con perlita a partes iguales, o con tierra para cactus. Como tratamiento preventivo, o curativo si ya hubiera síntomas, podríamos aplicar fungicida polivalente para los hongos.

¿Cuál es el mejor suelo para las suculentas?

Para las sucuelntas, la tierra ha de ser fértil

Estas son plantas que crecen en suelos ligeros y bien drenados. Por consiguiente, aconsejamos que se planten en suelos o sustratos que cumplan con esas características. Si vas a optar por tenerlas en macetas, has de saber que la mezcla estándar es turba negra con perlita a partes iguales (en venta aquí). Ahora bien, también se pueden llenar con tierra para cactus de calidad (como esta), o incluso con pómice solo (en venta aquí) si la humedad ambiental es muy alta y/o llueve con regularidad.

¿Cuándo y cómo trasplantar cactus y crasas?

En primavera. Se podría hacer en verano si son plantas que lo están pasando mal, por ejemplo, por exceso de riego o por estar creciendo en un suelo o tierra que no absorbe ni filtra rápido el agua. Pero en cualquier caso es importante que no se manipulen mucho las raíces, y que se introduzcan lo antes posible en su nueva maceta o en el agujero de plantación.

Siempre hay que usar guantes para protegernos las manos, especialmente si se van a trasplantar cactus con espinas. Si son plantas grandes, es aconsejable protegerlos con corcho y por encima de este ponerles cartón que se sujetará a la planta con cuerdas, y que dos personas lo muevan.

En caso de que sean suculentas pequeñas, simplemente tendremos que sujetarlas con una mano por la base, y con la otra presionar un poco la maceta para que la tierra se despegue de esta. Luego, podremos cogerlas por el pan de tierra, e introducirlas en una nueva maceta o en el suelo con facilidad. Eso sí, hay que procurar que no queden ni muy altas ni bajas.

¿Cuáles son las plagas y enfermedades de las plantas suculentas?

Los cactus y las plantas crasas pueden ser víctimas de plagas y de enfermedades, sobre todo cuando se debilitan por algún motivo (deshidratación, estrés por frío o calor, falta de espacio). Por ello, vamos a decirte cuáles son las plagas y enfermedades que pueden tener:

  • Plagas: cochinillas, pulgones, araña roja, mosca blanca, caracoles, babosas. Todas se pueden combatir con insecticidas ecológicos, como la tierra de diatomeas (en venta aquí) o el aceite de neem (en venta aquí).
  • Enfermedades: roya, fitóftora, mildiu, alternariosis. Estas se tratan con fungicidas como este.

Tipos de plantas suculentas para principiantes

Para terminar, si quieres saber cuáles son los tipos de suculentas más fáciles de cuidar, a continuación vamos a mostrarte nuestra selección:

Cactus

Centrándonos en los cactus, hay muchos que te darán muchas alegrías, como por ejemplo:

  • Astrophytum asterias: es un cactus globular sin espinas que mide hasta 10 centímetros de diámetro por hasta 5 centímetros de alto, que tiene flores amarillas las cuales brotan en primavera. Has de ponerlo a pleno sol para que pueda crecer. Resiste hasta los -3ºC. Ver ficha.
  • Echinocactus grusonii: se conoce como asiento de la suegra. Empieza siendo globular, pero con el paso de los años crece en vertical llegando a medir hasta 70-80 centímetros de altura por unos 50 centímetros de diámetro. Tiene espinas amarillas, o blancas dependiendo de la variedad, y necesita sol. Resiste hasta los -4ºC. Ver ficha.
  • Mammillaria elongata: es un cactus pequeño que mide 30 centímetros de altura, con tallos cilíndricos y espinosos, con espinas de color naranja-rojizo, o amarillentas. Tiene florecillas pequeñas, de 0,5 centímetros, que brotan en primavera. Resiste hasta los -5ºC. Ver ficha.
  • Pachycereus pringlei: es un cardón ideal para jardines grandes. Tiene porte arbustivo, con tallos columnares y espinosos que llegan a medir unos 5-6 metros de altura. Tiene cierto parecido con el saguaro, pero crece mucho más rápido y aguanta mejor el frío, hasta los -3ºC. Ver ficha.

Crasas

Si hablamos de las crasas, nuestras recomendaciones son las siguientes:

  • Aeonium arboreum: el aeonio es una magnífica planta con tallos cilíndricos y hojas arrosetadas de color verde o marrón-rojizo dependiendo de la variedad que alcanzan una altura de 30-50 centímetros. Florece en primavera-verano, produciendo flores amarillas. Resiste hasta los -5ºC. Ver ficha.
  • Haworthiopsis fasciata (antes era Haworthia fasciata): es una suculenta pequeña, que alcanza una altura de 5-7 centímetros, y que tiene hojas lanceoladas y carnosas. Forma grupos de unos 30 centímetros, y florece en primavera produciendo flores blancas. También necesita sombra, y resiste hasta los -2ºC por poco tiempo. Ver ficha.
  • Sedum palmeri: se trata de una bonita especie de planta que podrás tener en macetas colgantes. Tiene hojas verdes con los márgenes rosas, y flores amarillas que surgen en primavera-verano. Resiste hasta los -15ºC. Ver ficha.
  • Sempervivum tectorum: en realidad todas las Sempervivum son ideales, pero la S. tectorum suele ser la que se encuentra más fácilmente en viveros. Es una planta que forma grupos, y que tiene hojas arrosetadas de color verde. Sus flores son amarillas, y lo mejor es que resiste hasta los -20ºC. Se ha de poner en semisombra. Ver ficha.

¿Qué te parecen las suculentas?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   ana Micaela dijo

    Se agradece la información, quiero aprender mas de las suculentas..

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Gracias Ana Micaela. En el blog encontrarás mucha información sobre suculentas 🙂