¿Qué son los microgreens y cómo se usan?

Los microgreens dan sabor, color y textura a los platos

¿Habéis oído hablar de los microgreens? Seguramente os suenen y quizá incluso los hayáis probado, sobre todo si sois amantes de los restaurantes de alta cocina. Estos pequeños vegetales se utilizan mucho para decorar platos y darles más sabor. ¿Pero qué son exactamente? ¿Cómo se utilizan?

En este artículo contestaremos a estas dos preguntas acerca de los microgreens, hablando sobre la importancia que tienen en la actualidad. Además, comentaremos algunas diferencias que tienen con los brotes. Si queréis saber más sobre estos pequeños vegetales, os recomiendo que sigáis leyendo.

¿Qué son los microgreens?

Los microgreens se utilizan mucho en la alta cocina

Comenzaremos explicando qué son exactamente los microgreens, también conocidos como microverduras, microverdes, microhojados, micropastos o microplantas. Se trata de unos vegetales verdes que se cosechan justo después de que se haya desarrollado el cotiledón de las hojas. ¿Esto qué es? Pues bien, los cotiledones son las primeras hojas de la planta y forman parte del germen de la semilla. Sabiendo esto, es importante que no confundamos estos microverdes con brotes o germinados. Básicamente son algo más grandes que los brotes, pero no llegan a alcanzar las dimensiones de una hoja de lechuga.

Habitualmente, las personas que compran o que cultivan estas microplantas se centran principalmente en la nutrición y en la gastronomía. Pueden emplearse tanto como ingrediente de algún plato como de componente visual y también de sabor. Por ello no es de extrañar que encontremos microgreens en restaurantes de gama alta, pero también se pueden cuidar en casa. Es bastante frecuente que los chefs de alta cocina empleen microverdes de diferentes colores para decorar el plato, o para combinar diferentes sabores como, por ejemplo, el dulce y el picante.

Hay que destacar que los microgreens son más pequeños que los denominados baby greens, también conocidos como babiverdes o bebiverdes. Estos suelen ser la espinaca, la col rizada o kale, la rúcula o arugula, o el radicchio. Además, se recolectan más tarde que los brotes, por lo que acaban teniendo un tamaño intermedio.

A día de hoy, las tiendas de ultramarino de lujo consideran que los microverdes son un género especial de verduras. Son ideales para adornar diferentes platos, sopas, ensaladas y sándwiches, y darles además un toque más de sabor. Entran ganas de probarlos, ¿verdad?

¿Qué semillas sirven para microgreens?

Para producir verduras jóvenes comestibles, como los microverdes, se utilizan diferentes tipos de vegetales y hierbas. Por lo general, las semillas que más se utilizan para cultivar microgreens son las siguientes:

Para asegurarnos de que nuestro cultivo de microverdes sea exitoso, es fundamental que adquiramos semillas especiales para germinar. Así podremos estar seguros de que no hayan recibido ningún tipo de tratamiento que pueda debilitar e incluso inhibir la germinación de las mismas. Claro está que lo más recomendable es que escojamos unas semillas para germinar que sean ecológicas, libres de pesticidas, de manipulaciones y de cualquier otra sustancia contaminante.

Incluyendo las hojas y el tallo, el tamaño que suelen alcanzar los microgreens oscila entre los 2,5 y los 7,6 centímetros. A la hora de cortarlos, se suele hacer justo por encima de la línea del suelo. Cuando se cosecha, ya deberían tener las hojas de cotiledón desarrolladas por completo, y quizá incluso algunas hojas verdadera bastante pequeñitas. Normalmente, la mayoría de microverdes se pueden cosechar al cabo de diez a catorce días tras su siembra. Los brotes, en cambio, se suelen recolectar pasados unos siete días, nada más.

​Otra aspecto que diferencia a los microverdes de los brotes y germinados es su forma de cultivo. Estos últimos crecen normalmente en agua y se tienen que almacenar en tarros o bolsas dentro de la nevera durante unos días. En cambio, los microgreens crecen en tierra y habitualmente se suelen cosechar cuando se van a consumir.

¿Cómo se usan los microgreens?

Los microgreens no son lo mismo que los brotes

El origen de los microgreens se encuentra en California, Estados Unidos. Ahí, los chefs quisieron innovar sus platos, incorporando sabor, color y textura. Lo lograron gracias a estos pequeños vegetales. Tal fue el éxito de esta genial idea, que los microverdes acabaron extendiéndose por todo el mundo a una rapidez impresionante. Actualmente se utilizan como guarniciones, coberturas y aromas para ensaladas. Son un ingrediente por excelencia en muchos de los platos más sofisticados y su valor es muy elevado tanto en tiendas como en supermercados.

Puesto que se cosechan estos vegetales en una etapa muy inmadura, es muy frecuente sembrar estas semillas en alta densidad para así maximizar el rendimiento. Hay que destacar que también permite que las plántulas crezcan rectas y altas, manteniendo un tallo tierno y casi completamente blanco con hojas bien desarrolladas y brillantes.

Si bien es cierto que una gran variedad de diferentes especies de plantas se cultivan como microgreens, algunas de las mismas se producen expresamente por sus compuestos y propiedades saludables. De esta manera han encontrado un nicho dentro de la industria de las dietas saludables y se han vuelto muy populares entre particulares y agricultores.

De entre todos los microgreens que se cultivan por sus propiedades saludables, el más conocida seguramente sea el pasto de trigo. Este lleva siendo cultivado desde hace muchísimos años como un suplemento muy recomendable para cuidar nuestra salud. Otras especies, como por ejemplo las variedades de lino, brócoli, brassica roja y chía, también cuentan con unos compuestos muy saludables que son de especial interés. También hay que destacar las variedades roja y púrpura de microgreens de rábano oscuro, cuyas hojas jóvenes son muy brillantes. Estos contienen unos niveles bastante altos de antioxidantes, lo que ayuda a combatir el cáncer. No está nada mal, ¿verdad?

Como podéis ver, los microgreens, a parte de quedar realmente espectaculares en los platos, también aportan sabor a la comida y contienen propiedades muy beneficiosas para nuestra salud. Por lo tanto, no es de extrañar que sean unos vegetales muy codiciados, sobre todo en la alta cocina. Y a vosotros, ¿os gustan? Podéis dejarnos vuestras experiencias y opiniones en los comentarios.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.