¿Cuáles son las características del árbol de acacia?

Ejemplar de Acacia saligna

Acacia saligna

Cuando tienes un terreno y deseas conseguir crear un jardín con plantas de rápido crecimiento que den muy buena sombra, es muy interesante optar por plantar algún árbol de acacia. Si las condiciones son adecuadas, puede crecer a un ritmo de medio metro año, y además no es necesario regarlo muy a menudo pues resiste la sequía.

Si te gustaría saber más sobre él, te voy a decir cuáles son las características del árbol de acacia para que puedas identificarlo cada vez que vayas a un vivero o visites un jardín. De esta manera, podrás obtener ideas sobre cómo diseñar el tuyo con este precioso árbol.

Origen y características del árbol de acacia

Ejemplar de Acacia caffra

Acacia caffra

La Acacia es un género de árboles y arbustos que pertenecen a la familia botánica Fabaceae, subfamilia Mimosoideae. Existen unas 1400 especies aceptadas, aunque hay más de 3000 descritas en todo el mundo. Es, con diferencia, uno de los que más se ha extendido. Puede encontrarse en las regiones tropicales y subtropicales de todo el planeta, sobretodo de África y Australia. En el caso de España, son muy populares la Acacia dealbata, encontrándose incluso asilvestrada en algunos puntos, y la Acacia saligna.

Su altura depende de la especie, pero suelen crecer de 5 a los 10 metros. Veamos en detalle cuáles son sus partes:

Hojas

Plántulas de Acacia karroo

Plántulas de Acacia karroo

Las hojas pueden ser perennes o caducas, dependiendo del clima que haya en la zona. Así, aquellas especies que viven en lugares donde en algún momento del año no llueve y además hace mucha calor, dejarán caer las hojas para poder sobrevivir, como es el caso de la A. tortilis por ejemplo; en cambio, aquellas que vivan en lugares donde puedan disponer de agua y no tengan problemas ni con la calor ni el frío, irán produciendo de nuevas a lo largo de la temporada de crecimiento.

Si hablamos del tamaño, en la gran mayoría de especies son pequeñas, de no más de diez centímetros de longitud, pero hay alguna, como la Acacia saligna, que las produce de hasta 20cm de longitud. Pueden ser lanceoladas o bien paripinnadas, es decir, estar compuestas por muy pequeños foliolos. Los colores varían, pudiendo ser verde claro a verde oscuro.

Brotan de ramas espinosas o inermes.

Flores

Hojas de Acacia baileyana

Hojas y flores de Acacia baileyana

Las flores se agrupan en inflorescencias racemosas. Cada una de ellas parece un pompón en miniatura, de unos 2-3cm de diámetro, de color amarillo. Son hermafroditas en su mayoría, pero hay que son unisexuales.

Semillas

Semillas de Acacia farnesiana

Semillas de Acacia farnesiana

Las semillas se encuentran en un fruto seco que puede ser aplanado o subcilíndrico. Se encuentran en gran número (mínimo 10) y germinan con bastante rapidez. De hecho, tan sólo tienes que someterlas al choque térmico, esto es, introducirlas un segundo en agua hirviendo y 24 horas en agua a temperatura ambiente, y después sembrarlas en semillero con turba negra mezclada con perlita, y en cuestión de una semana empezarán a germinar.

Ramas y tronco

Vista del tronco de la Acacia dealbata

La madera de este árbol es bastante dura. El tronco, si bien crece muy rápido (algunas especies son capaces de crecer a un ritmo de 70cm por año), al mantenerse bien anclado en el suelo es uno de los más fuertes y resistentes de todos los árboles de rápido crecimiento. Es, por lo tanto, una planta muy recomendable para tener en jardines donde sopla el viento con regularidad.

Asimismo, las ramas al cabo de unos pocos años se mantienen flexibles pero no son de las que se rompen con facilidad. De hecho, la madera se utiliza para construir muebles de todo tipo: mesas, sillas, taburetes…

Raíces

El sistema radicular de las acacias es muy fuerte. Al vivir en zonas donde la pluviometría es, a menudo, escasa, sus raíces no sólo son capaces de penetrar bien en el suelo sino que además se extienden. Por este motivo, no se debe de plantar nada cerca de ellas. Como mínimo, tenemos que dejar una distancia de 3 metros entre el árbol y cualquier otra planta que necesite abonos regulares, y de unos 7 metros de cualquier construcción y tuberías.

Principales especies de Acacia

Te mostramos las tres principales especies de este increíble género:

Acacia baileyana

Detalle de las hojas y flores de la Acacia baileyana

Se trata de un arbusto o arbolito perennifolio originario de Australia que alcanza una altura de entre los 3 y los 10 metros conocido como mimosa o mimosa común. Sus hojas son bipinnadas, de color ceniza de color gris verdoso o azulado. Es una de las primeras en florecer, ya que lo hace a mediados de invierno. Resiste hasta los -10ºC.

Acacia dealbata

Ejemplar de Acacia dealbata en flor

Se trata de un árbol perennifolio originario de Australia y Tasmania que alcanza una altura de entre los 10 y los 12 metros. Sus hojas son bipinnadas y están formadas por hasta 40 pares de foliolos con el haz glabro y el envés tomentoso. Florece desde mediados de invierno hasta comienzos de primavera. Resiste hasta los -10ºC.

Acacia longifolia

Detalle de las hojas y flores de la Acacia longifolia

Se trata de una de las especies más altas: puede crecer hasta los 11 metros. Se la conoce como Acacia trinervis, Aroma doble, Mimosa dorada, Golden Wattle, Sallow Wattle y Sydney Golden Wattle, y es originaria de Australia. Sus hojas son perennes y largas, de hasta 20cm de longitud, de color verde oscuro. Florece en primavera y resiste hasta los -8ºC.

¿Qué cuidados requieren?

Cuida de tu acacia para poder disfrutarla durante años

Acacia decurrens

Si te gustaría tener una acacia en tu jardín, apunta estos consejos:

  • Ubicación: exterior, a pleno sol. Insisto, plántala lo más lejos que puedas de cualquier construcción y de tuberías para evitar problemas en el futuro.
  • Suelo: no es exigente. Crece bien en los suelos pobres, incluso en los que tienen tendencia a la erosión.
  • Riego: durante el primer año necesita al menos un riego semanal, pero a partir del segundo no es necesario regarla.
  • Abonado: no es necesario. Lo único, si te animas a plantar bromelias o cualquier otro tipo de planta de sombra, tienes que abonarlas regularmente pues de lo contrario la acacia les ”robará” los nutrientes.
  • Plagas y enfermedades: son muy resistentes.
  • Trasplante: en primavera.
  • Multiplicación:
    • Semillas: en primavera. Tras el choque térmico que explicábamos antes (tenerlas 1 segundo en agua hirviendo y 24 horas en agua a temperatura ambiente), tienes que sembrarlas en una maceta con sustrato de cultivo universal. Cúbrelas con una capa de tierra para que no estén expuestas directamente al sol, y mantenlas regadas. No pongas demasiadas en un mismo recipiente, pues al crecer tan rápido te será luego muy difícil separarlas. Lo ideal es no poner más de 3 en una maceta de 10,5cm de diámetro.
    • Esquejes: en primavera. Simplemente tienes que cortar un trozo de rama que mida al menos 40cm, impregnar la base con hormonas de enraizamiento y plantarlo en una maceta con sustrato universal mezclado con perlita a partes iguales. Mantenlo regado y en un lugar protegido del sol directo, y al cabo de un mes emitirá las primeras raíces. Déjalo en esa maceta por lo menos durante ese año; así podrá fortalecerse rápidamente.
  • Poda: no es necesaria.
  • Rusticidad: depende de la especie, pero las que podemos encontrar en los viveros españoles fácilmente soportan las heladas de hasta los -10ºC.

¿Se puede tener una acacia en maceta?

Haz de tu acacia un bonsái siguiendo nuestros consejos

Acacia howitii
Imagen – Cbs.org.au

Bueno, yo tuve varios años una Acacia saligna, pero apenas crecía y no se veía bonita. Tenía un tronco muy delgado de unos 0,5cm de grosor y varias ramas demasiado largas. Al plantarla en el suelo, tan sólo tardó dos años en fortalecerse. Su tronco se engrosó rápidamente, llegando a medir unos 5cm, cogió altura (3 metros) y le brotaron muchísimas ramas. Hoy día lleva unos 6 años plantada en el jardín y parece un Sauce llorón 😉 . Su copa mide casi 5 metros, y se necesitan las dos manos para abrazar el tronco (desde la base).

Así que sí, puedes tenerla en maceta durante algunos años, pero tarde o temprano te acabará ”pidiendo” suelo. Quizás la que te dure más sea la Acacia dealbata, o la Acacia tortilis, pues al tener unas hojitas muy pequeñas puedes podarlas y formarlas como quieras. Es más, aunque no es muy habitual, hay quien se anima a trabajarlas como bonsái. Las que te recomiendo descartar son todas aquellas que tienen las hojas enteras y largas, ya que éstas suelen tener un desarrollo mayor que no es tan fácil controlar.

Los cuidados son los siguientes:

  • Ubicación: exterior, a pleno sol.
  • Sustrato: sustrato universal para plantas, incluso si la vas a trabajar como bonsái. O si lo prefieres, mezcla 70% akadama con 30% de kiryuzuna.
  • Riego: dos veces por semana.
  • Abonado: en primavera y verano con abonos líquidos. Aconsejo usar guano, por su rápida eficacia.
  • Trasplante: cada dos años.
  • Poda: a finales de invierno. Tienes que quitar las ramas secas, enfermas o débiles, y recortar todas aquellas que hayan crecido en exceso. La copa del árbol debe ser redondeada o aparasolada.

Las acacias son árboles de muy rápido crecimiento que quedan muy bien en los jardines. Pero, como hemos visto, es muy importante tener en cuenta algunas cosas para poder disfrutarlas durante muchos años, ya que de lo contrario no tardarían en surgir los problemas. Espero que este artículo te haya servido para conocer mejor a estos, a menudo incomprendidos, pero magníficos árboles.

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

8 comentarios

  1.   Antonio Madueño Aranda dijo

    Mónica buenas me podrías indicar donde puedo conseguir semillas que no sean invasoras para una finca de secano

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Antonio.
      Las semillas de acacia las puedes conseguir en ebay por ejemplo.
      Todas las especies tienen raíces invasivas, pero quizás la que menos sea la Acacia dealbata.
      Un saludo.

  2.   Mauro dijo

    Hola Mónica una de mis acacias q podé no brota y se le secaron las puntas, pero hacia abajo está verde. Q debo hacer para salvarla?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Mauro.
      Te recomiendo regarla con hormonas de enraizamiento que encontrarás en los viveros. Echa un buen puñado alrededor del tronco y riega abundantemente.
      Un saludo.

  3.   Rober dijo

    Por que mi acacia mimosa no da flores . Tiene más de 2 años y está muy crecida

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Rober.
      Puede que necesite algo más de tiempo. Si la tienes en el suelo seguramente dentro de 1 o 2 años te florecerá. En cambio, si la tienes en maceta le puede llevar más.
      Un saludo.

  4.   Laura Benavidez dijo

    Hola, buenas noches.

    Tengo una duda en enero sembré una acacia de más o menos 3 mese estaba hermosa los primeros meses pero hace unos 5 meses se le empezaron a caer las hojas y ya solo queda un palito, yo la revise y no está seco incluso he visto como nuevas ramitas pero me preocupa si no está bien, es muy importante saber si es normal o no que solo sea un palito sin hojas.
    Muchas gracias.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Laura.
      ¿Cada cuánto la riegas? Es importante regarla poco, no más de 2-3 veces por semana en verano y cada 6-7 días el resto del año.
      Si estás en el hemisferio norte ahora con el otoño-invierno sería normal que hasta primavera no vieras crecimiento, por lo que no te preocupes.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *