¿Qué tipos de jardines hay?

Las flores forman parte de casi todo tipo de jardines

¿Sabías que hay distintos tipos de jardines? Aunque pueden ser muy diferentes entre sí, todos ellos cumplen con una función de gran importancia para los humanos, sobretodo teniendo en cuenta los tiempos que corren: el de ayudarnos a desconectar y, con ello, el de hacernos sentir mejor. Solo con estar al aire libre, en contacto con la naturaleza, es muy fácil perder la noción del tiempo. Vaciar la mente y dedicar un rato únicamente a observar el paisaje que tenemos delante es algo que todo el mundo debería de poder hacer a diario.

Así que si tienes un terreno al que le quieras dar vida, o estás empezando a plantar algunas plantas pero no tienes claro qué diseño darle a tu jardín, a continuación te hablaremos de ello.

¿Qué es un jardín?

Vista del jardín botánico

Imagen – Wikimedia/Daderot

Si bien todos sabemos qué es un jardín, no todos conocen su origen. El origen de la plantación de árboles, bulbosas y otro tipo de seres vegetales por el mero hecho de disfrutar de ellos es muy antiguo. Es más, se sabe que en la antigua Babilonia, situada a orillas del río Éufrates en Mesopotamia, cultivaban con esmero diversas plantas ya en el siglo VI antes de Cristo. Dicho de otra manera: hace ya más de 17 siglos que la jardinería ornamental que conocemos hoy empezó a perfeccionarse.

Pero… ¿por qué? Bueno, antes de eso, los humanos cultivaban plantas para su consumo. La necesidad de comer es, como todos sabemos, una necesidad vital, por lo que a medida que se fueron conociendo los distintos tipos de hierbas y otros seres vegetales aptos para consumo -algo que por aquel entonces se hacía a base de ensayo y error, así como de la observación del comportamiento de los animales-, se fueron domesticando. Poco a poco, pero sin pausa.

Una vez se tenía la tranquilidad de poder disponer de comida en lo que ahora llamamos huerto, pronto surgió otro tipo de necesidad: la de tener una parte de la naturaleza cerca del hogar. Y así, del mismo modo que se fueron cuidando plantas para consumo, se fueron sembrando plantas para el disfrute de los sentidos humanos.

Como no podía ser de otra forma, cada cultura lo hizo teniendo en cuenta las características y el clima de cada zona. Así, se fueron creando distintos tipos de jardines.

Tipos de jardín

Los jardines se pueden clasificar de distintas maneras:

  • Según su uso: pueden ser públicos o privados.
  • Por plantas: palmerales, cactus, rosaledas, helechos,…
  • Dependiendo del estilo: rocalla, miniatura, chino, tropical, italiano, español, inglés,…
  • Por tipo de organización: hidropónico, vertical, de macetas, botánico,…
  • Por interés y cronología: jardín histórico.

Como ves, hay de muchos, muchos tipos, tantos que hablar de todos ellos en un solo artículo no solo llevaría bastante tiempo sino que, además, se haría muy largo. Por lo tanto, nos vamos a centrar en los más interesantes para los particulares; es decir, para personas como tú que lo único que quieren es saber qué estilo darle a su futuro paraíso.

Xerojardín

El xerojardín es un tipo de jardín de poca agua

Imagen – Flickr/David Sawyer

El xerojardín es un tipo de jardín basado en el cultivo de plantas que son capaces de vivir bien únicamente con la escasa agua que cae cuando llueve en algunas zonas. Es sin duda el ideal para regiones donde la sequía es un problema frecuente.

Algunas de las plantas que se pueden tener son:

  • Agave
  • Yucca
  • Euphorbia
  • Aloe
  • Phoenix dactylifera (datilera)
  • Dimorphoteca
  • Olea europaea

Jardín de macetas

Vista de un jardín de macetas

Cuando la tierra no es muy buena, o cuando no se dispone de sitio donde poder plantar nada, una opción muy recomendable es la de cultivar plantas en macetas, preferentemente en las de barro pues son las que duran más tiempo. Lo único que hay que tener presente es que las plantas que sean más grandes han de estar detrás de las pequeñas, para que todas puedan crecer bien.

¿Cuáles tener? Bueno, aquí entra en juego tus propios gustos y preferencias, así como el clima de tu zona, ya que realmente se pueden cultivar una inmensa variedad de plantas en macetas, como estas:

  • Echeveria
  • Haworthia
  • Crassula
  • Cítricos enanos
  • Cultivares de arce japonés
  • Forsithia
  • Gardenia

Jardín japonés

El jardín japonés es uno de los más bonitos

El jardín japonés es el más complicado de realizar, pues todos los elementos tienen un significado. De hecho, este tipo de jardines se interpreta como si fuera el propio archipiélago de Japón, con el conjunto de islas saliendo del mar. Sobre el terreno, las islas son las rocas alrededor de las cuales surge el resto del jardín.

Para darle más credibilidad, siempre que sea posible es importante que se incluya un puente, un estanque, una linterna de piedra y/o un pabellón.

Si hablamos de plantas, las que se utilizan son:

  • Acer palmatum (arce japonés)
  • Prunus serrulata (cerezo japonés)
  • Bambús
  • Helechos
  • Pinus thunbergii (pino negro japonés)
  • Fagus crenata (haya japonesa)

Jardín mediterráneo

El jardín mediterráneo es ideal para zonas con clima cálido y seco

El jardín mediterráneo es, como su propio nombre indica, el que está directamente influenciado por dicho clima. Las plantas que viven en él están preparadas para soportar las altas temperaturas veraniegas de hasta 40ºC, la escasez de agua, y los inviernos que no terminan de ser demasiado fríos solo produciéndose heladas de hasta los -7ºC y no en todas las áreas.

Aunque se puede confundir con el xerojardín, la principal diferencia es que en un jardín mediterráneo típico solo encontraremos plantas originarias de esa región, por ejemplo:

Jardín de vida silvestre

Un jardín natural protege a los animales

Se le conoce también como jardín salvaje o jardín natural, y es aquel en el que el principal objetivo es dar refugio tanto a la fauna como a la flora silvestre. Para ello, es necesario hacer una investigación para averiguar cuáles son las plantas autóctonas de la zona, para poder luego sembrar sus semillas en el terreno.

Una vez que están crecidas, es interesante la introducción de hoteles para insectos por ejemplo, o nidos de pájaros colocados en los árboles, para atraerlos.

Por supuesto, el uso de productos fitosanitarios químicos no es compatible con este tipo de jardines, por lo peligrosos que pueden llegar a ser para las plantas y también para los animales.

Esperamos que te haya servido 🙂 .


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.