Todo sobre los árboles

Árboles en un parque de Alemania

Los árboles son unas plantas increíbles: no sólo son muy útiles (y necesarios) en los jardines, sino que además son el hogar de una gran variedad de fauna y, también, de flora. Proporcionan sombra, frutos y, por si fuera poco, muchas especies tienen hojas y/o flores tan bonitas que parecen sacadas de un cuento para niños.

¿Quieres saber más sobre los árboles? Pues no sólo vas a saber cuáles son sus características, sino que también sabrás cuáles son los que pueden estar en sombra, cuáles en sol, mucho, mucho más.

Características de los árboles

¿Qué es un árbol?

Árbol de Pawlonia tomentosa

Lo primero que tenemos que saber es qué es un árbol. Aunque es fácil reconocer a la mayoría, lo cierto es que a veces pueden surgirnos bastantes dudas. Pues bien, para tenerlas resueltas debemos de saber que un árbol es una planta que tiene un tronco leñoso y elevado más o menos grueso (algunos autores establecen un mínimo de 10cm de diámetro) que ramifica a una altura de unos 5 metros o más formando la copa.

Esta copa se va haciendo cada vez más densa a medida que van pasando los años, ya que el árbol produce ramas secundarias, y está compuesta por hojas que pueden ser caducas (caen todas en alguna determinada estación del año, como el Acer palmatum) o perennes (pueden caerse y renovarse a lo largo del año, o bien puede suceder que las vaya renovando en cuestión de pocas semanas cada X años, que es lo hace por ejemplo el Brachychiton populneus).

¿Cuáles son sus partes?

Raíces de los árboles

Los árboles están formados por cuatro partes bien diferenciadas que son:

  • Raíces: se desarrollan bajo el suelo. Gracias a ellas, pueden quedar bien sujetos al suelo y alimentarse de los nutrientes que encuentran en la tierra.
  • Tronco: es la parte que sostiene la copa. La capa exterior se llama corteza, que puede tener un espesor y color variables. Si se corta de forma longitudinal, veremos los anillos anuales: los más gruesos evidencian años de bonanza, con agua en abundancia y un clima agradable.
    En el centro del tronco tenemos el duramen o corazón, que son células leñosas muertas, y hacia el exterior la albura, que son unos anillos más claros. Entre ambos, está el cambium, el cual se divide en el xilema (albura y duramen) y floema.
  • Copa: está formada por ramas y hojas. Puede ser alargada y vertical, redondeada, o aparasolada.
    • Ramas: surgen a partir de los cinco metros de altura. En los árboles se suele distinguir fácilmente una única rama dominante, y las secundarias.
    • Hojas: son las fábricas de alimento de las plantas, ya que a través de ellas pueden realizar la fotosíntesis. Están compuestas por el haz (parte superior) y el envés (parte inferior). Pueden ser de cuatro tipos:
      • Acículas: en forma de aguja, delgadas y finas.
      • Escuamiformes: tienen forma de escama.
      • Pinnatifolias: la lámina foliar está dividida en folíolos, que son hojas más pequeñas.
      • Simples e indivisas: cada hoja se inserta de forma individual en la rama por el pecíolo o tallo.
    • Flores y frutos: para poder perpetuar la especie, estas plantas tienen unas estructuras reproductivas que, en la mayoría de los casos, son muy vistosas pues tienen unos pétalos preciosos 🙂 . Aún así, no podemos olvidarnos de las coníferas ni del Ginkgo, que son plantas angiospermas y no producen flores.  En cuanto a los frutos, tienen una forma y tamaño muy variable, pesando desde unos pocos gramos a más de 200g.

¿Dónde viven los árboles?

Ejemplar adulto de sauce llorón

Los árboles viven en prácticamente todo el planeta. Pero encontraremos una mayor variedad de especies en las regiones templadas y, sobretodo, en las zonas de clima tropical húmedo, donde las temperaturas suaves y las abundantes precipitaciones permiten que estas plantas puedan crecer de forma continua.

Y es que sin agua ninguno de ellos podría sobrevivir. Los que viven en las sabanas, como por ejemplo la Adansonia (Baobab) han tenido que tomar una medida drástica para salir adelante: dejar caer sus hojas durante la temporada seca con el fin de ahorrar agua. Durante ese periodo, se mantiene con vida gracias a las reservas de agua que hay en el interior de su tronco, motivo por el que se ha engrosado.

Dependiendo del grado de humedad y de las condiciones del terreno, así como de la temperatura y de la latitud, podremos saber qué tipo de bosque se dará. Por lo general, en las partes bajas, cerca de las montañas, crecerá un bosque de árboles frondosos, como las Fagus sylvatica (Hayas), mientras que en las partes más altas se darán las coníferas que son plantas más resistentes al frío.

¿Cuántos hay en el mundo?

Bosque de árboles caducifolios

Se calcula que hay más de tres billones de árboles, que componen unas 100.000 especies, lo que supone un 25% de todas las especies de plantas vivas que encontramos en el planeta. Todas ellas tienen un origen en común, unos árboles primitivos que surgieron hace unos 380 millones de años, durante el período devónico.

Lamentablemente, se están talando de forma masiva. Desde enero a finales de julio del 2017, se han deforestado más de 2.941 hectáreas, según el portal World of meters.

¿Qué utilidad tienen para el ser humano?

Prunus serrulata 'Kanzan' en flor

Los árboles son muy útiles para la humanidad, ya que sirven para:

  • Decorar: muchas especies producen hojas y/o flores con un gran valor ornamental. Además, hay algunas que se pueden trabajar como bonsái.
  • Construir: la madera se usa para construir y fabricar muebles, casetas, herramientas.
  • Dar sombra: bajo sus ramas podremos protegernos del sol, algo que viene bien durante el verano.
  • Saciar el hambre: son muchos los árboles que producen frutos comestibles, como el naranjo o el mandarino.
  • Respirar: al hacer la fotosíntesis, sus hojas expulsan oxígeno y absorben dióxido de carbono. Si bien no son el tipo de planta más común, sin los árboles los niveles de oxígeno no serían lo suficientemente altos para que pudiéramos respirar.
  • Servir de inspiración: los escritores, los pintores, incluso los arquitectos pueden inspirarse en los árboles para crear sus obras.
  • Prevenir la erosión: al anclar sus raíces en el suelo, impiden que el viento y el sol puedan erosionar el terreno.

Selección de árboles para jardines

De hoja perenne

Si buscas un árbol de hoja perenne para tu jardín, te recomendamos los siguientes:

Brachichiton

Ejemplar de Brachychiton rupestris

Brachychiton rupestris

Brachychiton es el nombre del género de una serie de árboles originarios principalmente de Australia. Algunas especies son más conocidas que otras, como el Brachychiton populneus o el Brachychiton acerifolius, pero todas ellas son idóneas para jardines de bajo mantenimiento, pues resisten bien la sequía una vez establecidos.

Por si esto te parece poco, debes saber que las heladas débiles de hasta los -4ºC no les hacen daño.

Cítricos

Árbol de limonero

Limonero

Los cítricos, como el limonero, el mandarino, el naranjo, la lima, etc. son pequeños árboles ideales para jardines y huertos ya que no superan los 6m de altura. Sus frutos son comestibles (o se pueden utilizar para endulzar los platos 😉 ), y además, tienen unas florecillas de color blanco muy bonitas.

Pueden crecer casi en cualquier tipo de terreno, y además soportan una temperatura media de -4ºC.

Delonix regia (Flamboyán)

Árbol de Delonix regia

El flamboyán es un precioso árbol con copa aparasolada originario de Madagascar. Crece hasta alcanzar una altura máxima de 12m, y produce unas flores de color rojo o naranja muy llamativas.

Vive bien en climas cálidos, sin heladas, a pleno sol y con un suministro constante de agua. El único inconveniente es que sus raíces son invasivas, de modo que para evitar problemas se ha de plantar a una distancia mínima de 8 metros de tuberías y demás.

Magnolia grandiflora

La Magnolia grandiflora es un árbol originario de los Estados Unidos que llega a alcanzar una altura de 30 metros. Pese a su tamaño, no ocupa mucho espacio pues tiene porte piramidal. Las flores que tiene son grandes, de color blanco puro, muy decorativas.

Puedes tenerlo en climas templados con heladas de hasta los -6ºC y suelos ácidos.

De hoja caduca

Arces

Árbol de Acer pensylvanicum

Acer pensylvanicum

Los arces son árboles que crecen en las regiones templadas del mundo. Alcanzan una altura comprendida entre los 6 y los 30 metros, y hay tanta variedad de especies que es muy difícil escoger sólo una. Algunas de las más conocidas son:

  • Acer palmatum (arce japonés)
  • Acer pseudoplatanus (arce falso plátano)
  • Acer rubrum (arce rojo)
  • Acer saccharum
  • Acer monspessulanum

Si quieres tener uno, podrás tenerlo siempre y cuando vivas en una zona con clima templado, con heladas de hasta los -15ºC.

Castaño de Indias

Castaño de Indias o Aesculus hippocastanum

El Castaño de Indias, conocido por los botánicos como Aesculus hippocastanum, es un árbol de gran porte originario de los Balcanes. Alcanza una altura de 30 metros, con una copa de 7-8m. Produce unas flores muy llamativas, de color blanco, de modo que aparte de dar una buena sombra, en primavera podrás disfrutas además de ellas.

Este árbol resiste temperaturas de hasta los -15ºC, pero necesita protección contra el sol si superan los 30ºC.

Cerezo japonés

Cerezo japonés en flor

El cerezo japonés, cuyo nombre científico es Prunus serrulata, es un árbol increíble. Originario del este de Asia, alcanza una altura de 5-6 metros. Durante la primavera, sus ramas quedan ocultas tras la gran cantidad de flores que brotan. Es tan bonito verlo florecer, que en Japón cada año hacen un festival llamado Hanami, el cual consiste en disfrutar de su belleza con sus seres queridos.

Crece bien en climas templados, con una temperatura mínima de hasta los -15ºC y máxima de 35ºC.

Haya

Ejemplar de Fagus sylvatica 'Atropurpurea'

Imagen – Treeseedonline.com

El haya, o Fagus sylvatica, es uno de los árboles más imponentes que crecen en las regiones templadas del Viejo Continente. Alcanza una altura de 30 metros, con una copa de 10m. Lo mejor es que hay de dos tipos: la variedad normal, que tiene la hoja verde, y la púrpura, que es la que puedes ver en la imagen superior.

Para tenerla perfectamente sana necesita, no sólo mucho espacio, sino que el terreno sea ligeramente ácido y riegos frecuentes. Por lo demás, resiste bien las heladas de hasta los -15ºC, pero por experiencia te puedo decir que si supera de los 30ºC el crecimiento se detiene.

Curiosidades sobre los árboles

¿Por qué se les caen las hojas?

Árbol sin hojas en invierno

Durante algunas estaciones del año (verano en las regiones tropicales, e invierno en las templadas) muchos árboles tienden a quedarse pelados. Cuando eso pasa, bien podríamos pensar que no están vivos, aunque en realidad nos equivocaríamos.

Para sobrevivir, ya sea a la estación seca o a la estación fría, optan por dejar de alimentar a las hojas. Mantenerlas les supondría un gasto de energía extra en dichos momentos del año; un gasto que no se pueden permitir pues sus vidas podrían correr peligro.

¿Por qué las hojas se vuelven rojas, naranjas o amarillas en otoño?

Árboles durante el otoño

Durante el otoño en las regiones templadas del globo los árboles de hoja caduca suelen cambiar de color. Los paisajes se tiñen de tonos amarillos, rojizos y naranjas antes de que los troncos se queden sin sus preciadas láminas foliares. Pero, ¿por qué?

Para dar con la respuesta tenemos que saber qué un poquito de botánica: las hojas contienen clorofila, que es un compuesto que se encarga de realizar la fotosíntesis, pero además absorbe los rayos rojos y azules de la luz solar, reflejando las ondas verdes, que es por lo que durante la temporada de crecimiento las hojas son verdes. Lo que ocurre es que a medida que se acerca el otoño y los días se acortan y hace cada vez más frío, se descompone y se va perdiendo poco a poco el verde.

Del verde pasamos al amarillo. El amarillo de los carotenoides. Estos compuestos también son necesarios para hacer la fotonsíntesis, pero absorben los rayos azules y verdes, reflejando los amarillos. Cuando éstos también comienzan a desaparecer, las hojas se vuelven rojizas, cobrizas o marrones.

Por último, tenemos a las antocianinas, que son unos compuestos que absorben rayos azules y verdes y reflejan una gama de colores como escarlatas o púrpuras. Por eso, muchos arces se ven de color rojo durante esta maravillosa estación del año.

¿Cómo hacen la fotosíntesis?

Hojas y frutos de Pseudotsuga menziesii

Las plantas, y por supuesto también los árboles, realizan la fotosíntesis para poder alimentarse y crecer. ¿Cómo lo hacen? La clorofila absorbe la luz del sol, que junto con el dióxido de carbono del aire, la planta puede transformar el agua y las sales minerales que han sido absorbidas por las raíces (savia bruta) en savia elaborada.

Pero esto es algo que los árboles de hoja caduca no pueden hacer cuando no tienen hojas. ¿Qué ocurre entonces? Nada serio: se mantienen convida gracias a los nutrientes que han ido almacenando a lo largo del año.

¿Cuáles son los récords de los árboles?

El Ginkgo, el más primitivo

Árbol de Ginkgo biloba

El Ginkgo biloba es el único árbol de la familia de las Gimnospermas, y también el más primitivo: su origen puede rastrearse hasta 270 millones de años atrás.

El Eucalyptus regnans, el más alto

Bosque de Eucalyptus regnans

Quién más quién menos sabe que los eucaliptos son árboles de muy rápido crecimiento que alcanzan alturas increíbles, pero el Eucaliptus regnans es más asombroso si cabe. Esta especie originaria de Australia alcanza una altura de hasta 90 metros.

El Pinus longaeva, el más longevo

Ejemplar de Pinus longaeva

Tiene un crecimiento muy lento, de apenas un par de centímetros por año, pero no es para menos: el clima de su hábitat es muy frío a lo largo de todo el año. Sin embargo, tiene una esperanza de vida de tres mil años, y se encontró un ejemplar que tenía 5000.

El Baobab, el árbol superviviente

Baobab en hábitat

El baobab es un árbol que crece en las sabanas. Tiene un crecimiento muy lento, pero en un lugar donde las precipitaciones son tan escasas no puede hacer mucho en un año. Lo normal es que crezca unos 5-6cm por temporada, pero aún así, poco a poco llega a tener un tronco con un diámetro de hasta 40 metros, en cuyo interior tiene sus reservas de agua.

La higuera estranguladora, la más mala

Ficus benghalensis en hábitat

Aunque no es un árbol como tal, llega un momento en su vida que sí parece un árbol. Su nombre científico es Ficus benghalensis, y es una planta a la que ninguna otra planta le gustaría tener de compañera. Cuando una semilla cae en la rama de un árbol, germina y, con el tiempo, desarrolla raíces que al tocar el suelo, comenzarán a, literalmente, estrangularla.

A menudo ocurre que no le basta con haber matado a una, sino que va a por otra, con lo que al final puede llegar a ocupar una superficie de 12 mil metros cuadrados. Bajo sus raíces se celebran fiestas y eventos en la India, de donde es originaria.

La Sequoya gigante, el más grande

Árbol de Sequoiadendron giganteum

Si el Eucalyptus regnans es el más alta, la Sequoiadendron giganteum es el árbol más grande. Puede alcanzar una altura de 80 metros, con un tronco tan grueso que serían necesarias más de 20 personas para poder abrazarlo. Y todavía puede sorprendernos más: se han encontrado ejemplares con una edad de 3200 años.

El bonsái, el más pequeño

Bonsái de Eurya

Si bien no es un árbol que crezca de forma natural, sino que es una obra creada por el ser humano, no podíamos dejar de incluirlo en el artículo. El bonsái se pude clasificar de muchas maneras, siendo una de ellas según su tamaño, que puede ser:

  • Shito o Kehitsubo: bonsái no mayor a 5cm de altura.
  • Mame: de 5 a 15cm.
  • Shohin: de 15 a 21cm.
  • Komono: de 21 a 40cm.

Así pues, el bonsái Shito sería sin duda el árbol más pequeño del mundo, aunque sea creado por las manos humanas 🙂 .

Rincón de árboles en un jardín

Y con esto terminamos. Esperamos que te haya sido de interés y hayas aprendido mucho sobre estas maravillosas plantas que son los árboles.

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *