¿El limón es una fruta?

El limón se utiliza mucho a nivel culinario

Uno de los cítricos más cultivados y utilizados a nivel culinario es el limón. Se emplea para muchas recetas, pasteles, bizcochos, zumos, etc. Seguro que todos lo habéis utilizado en alguna ocasión, ni que sea para echarles un poco de su jugo a los calamares a la romana. A pesar de ser tan popular, son muchas las personas que se hacen la siguiente pregunta: ¿El limón es una fruta?

Esta duda surge en varias ocasiones, y no sólo con el limón. Por ello vamos a explicar en este artículo qué se considera como fruta y si el limón es una o no. Asique si queréis salir de dudas, os recomiendo que sigáis leyendo.

¿Qué son las frutas y cómo se clasifican?

Las frutas se pueden clasificar de diferentes maneras

Antes de que contestar a la pregunta de si el limón es una fruta o no, primero vamos a explicar bien qué son las frutas y cómo se clasifican. Cuando hablamos de la fruta de una planta, nos referimos al fruto comestible que se obtiene de ciertos vegetales tanto cultivados como silvestres. Habitualmente se consume como postre y algunas se pueden servir frescas o cocinadas. Por lo general, las frutas se comen una vez maduras. Además, se pueden elaborar jaleas, zumos y mermeladas con ellas.

Hay que destacar el valor nutricional de las frutas. Su porcentaje de agua es muy elevado, pudiendo llegar hasta el 95%. Por ello no es de extrañar que tengan pocas calorías, lo que las convierte en unas aliadas estupendas para bajar de peso. Además, son ricas en minerales y en vitaminas.

Concretando un poco más en el tema de las vitaminas que contienen las frutas, hay que destacar que ofrecen dos clases de diferentes de las mismas:

  • Vitamina A: Se encuentra sobre todo en los kiwis y en las fresas.
  • Vitamina C: Predomina en los melocotones y en las ciruelas.

Si bien es cierto que las frutas destacan especialmente por su alto contenido en vitaminas, no hay que olvidar que también ofrecen otros componentes importantes para nuestra salud, como la fibra, los glúcidos, las proteínas y los aromas.

Clasificación de las frutas

A la hora de clasificar las frutas, podemos hacerlas de distintas maneras. Una de las más habituales es por su sabor:

También podemos distinguir diferentes tipos de frutas según sus semillas:

  • Frutas de hueso o carozo: Poseen una cáscara dura y su semilla suele ser grande. Un ejemplo sería el membrillo.
  • Frutas de pepita: Tiene varias semillas de tamaño pequeño. Entre ellas se encuentran las manzanas y las peras.
  • Frutas de grano: Poseen numerosas semillas diminutas, como por ejemplo el higo.

Luego también podemos distinguir entre fruta seca y fruta fresca. La primera es sometida a un proceso de secado y se consume pasados varios meses desde su cosecha. En cambio, la fresca se consume de forma inmediata, o pasados unos pocos días desde su cosecha.

No podemos olvidarnos de las frutas del bosque. Las frutas que pertenecen a este grupo son aquellas que son pequeñas y que, a parte de ser cultivadas, también suelen crecer en arbustos silvestres. Entre este tipo de frutas se encuentran los arándanos, las frambuesas y las moras, por ejemplo.

La fruta y su importancia en la dieta

Las frutas son esenciales en nuestra dieta

Como ya hemos mencionado anteriormente, las frutas son alimentos muy ricos en diversos componentes importantes para nuestro organismo. Además, debido a su alto contenido en agua tienen muy pocas calorías, lo que resulta ventajoso si queremos bajar de peso. Eso sí, no hay que pasarse, los excesos nunca son buenos. Entre las frutas más aconsejables si queremos adelgazar se encuentran las manzanas, la piña, las naranjas, las fresas, el kiwi, el melón, la pera y la sandía.

Si bien es cierto que la fruta va genial para bajar de peso, también es importante consumirla si este no es nuestro objetivo. Es un alimento fundamental para llevar una dieta equilibrada. Su ingesta diaria nos aporta sales minerales, fibra, vitaminas y antioxidantes necesarios para una buena salud de nuestro organismo. Además, la fruta favorece la eliminación de toxinas.

Limón: ¿Fruta o no?

El limón es una fruta cítrica

Ahora que ya sabemos qué son las frutas, vamos a contestar a la gran pregunta: ¿El limón es una fruta? Las respuesta es sí. El limón es una fruta cítrica ácida de tamaño pequeño y de color amarillo. Se trata de una fuente muy apreciada de ácido cítrico y de ácido ascórbico, que viene a ser la vitamina C.

Forma parte de la especie Citrus limonum, perteneciente al género Citrus que a su vez es de la familia de las Rutáceas. El limón es una fruta ovalada que puede llegar a alcanzar una longitud de entre siete y doce centímetros. Su color es amarillo y tiene glándulas que poseen aceites esenciales. Respecto a la pulpa, esta se divide en gajos, los cuales contienen el jugo ácido. Según la variedad del limón, en el interior podemos encontrar semillas pequeñas que son ligeramente redondas y un poco puntiagudas.

El jugo del limón se utiliza mucho para dar algo de sabor tanto a comidas como a bebidas, y sirve para prevenir el escorbuto. Además, el aceite de limón se usa para aromatoterapia. Este líquido perfumado se consigue extrayéndolo de la cáscara de la fruta. El limón también se utiliza en la industria farmacéutica para elaborar diversos medicamentos y en casa como remedio natural y casero.

Propiedades del limón

¿Por qué se utiliza tanto el limón? No es sólo por su sabor, si no que esta fruta posee además varias propiedades que resultan muy beneficiosas para nuestro organismo. Vamos a comentarlas a continuación:

  • Rico en minerales y en vitaminas: El limón contiene altos niveles de las vitaminas B y C y de algunos minerales como el calcio, el selenio, el hierro, el magnesio y el potasio. Mientras que las vitaminas que aporta esta fruta ayudan al correcto funcionamiento de los vasos sanguíneo y del sistema nervioso, los minerales favorecen el fortalecimiento de los huesos y la producción de colágeno.
  • Favorece la digestión: A pesar de poseer un contenido muy alto de ácido, el limón realmente favorece a la digestión. Ya sea tomándolo solo o con otros alimentos, esta fruta beneficiará al proceso que realiza nuestro cuerpo para la digestión.
  • Rico en antioxidantes: Hay un motivo por el cual el limón es tan utilizado en las denominadas dietas detox. Esta fruta ayuda a desintoxicar el organismo mediante la eliminación de toxinas. Además, sus propiedades antioxidantes también favorecen la prevención del envejecimiento prematuro.
  • Ayuda a la prevención de la anemia: Gracias a sus altos niveles de vitamina C, el limón ayuda a combatir el agotamiento, la anemia y los resfriados. Además, esta vitamina ayuda a la creación y mejor absorción de hierro proveniente de alimentos vegetales. También hay que destacar que la vitamina C ayuda a las defensas de nuestro organismo.
  • Mayor protección del hígado: Como el limón estimula las secreciones biliares, su ingesta ayuda al hígado a realizar sus funciones.
  • Reduce el nivel de colesterol: Debido a su poco contenido en grasas y calorías, el limón es un aliado ideal para reducir los triglicéridos y el colesterol en sangre.
  • Metaboliza la grasa de manera más rápida: Puesto que el limón ayuda a sintetizar y digerir las grasas en el organismo, va genial para dietas de adelgazamiento o para prevenir el sobrepeso.

Otros beneficios del limón

El limón ayuda a desintoxicar el organismo

A parte de las propiedades que hemos mencionado anteriormente que resultan beneficios para nuestro organismo, el limón también ofrece otras ventajas para diversos usos. Son las siguientes:

  • Es un aromatizador excelente para nuestro hogar.
  • Se puede utilizas como desinfectante. De hecho, existen muchos productos de limpieza que llevan algo de limón.
  • Puede ser usado como un insecticida natural.
  • El limón es un exfoliante natural excelente para la piel.
  • También relacionado con la piel, esta fruta ayuda a reducir las manchas y a combatir el acné.

Espero que ya os haya quedado claro que el limón es una fruta y por qué. Sin lugar a dudas, es una muy buena opción para cultivar en casa, ya que se utiliza con bastante frecuencia. Si queréis saber más sobre el tema, aquí podéis averiguar más sobre los cuidados del limonero.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.